El Adesal defiende su plaza fuera del descenso en la pista del renacido Pereda.

El Adesal encara mañana en Santander el que se podría considerar como el enésimo partido de la temporada. A las 20:00 horas de mañana le espera el Pereda, uno de los conjuntos que quieren desbancarle en la actualidad de su privilegiada cuarta plaza (y salvadora) en el Grupo por eludir el descenso de la Liga Guerreras Iberdola.

El cuadro entrenado por Rafael Moreno llega en un momento óptimo, atendiendo a que ha sabido sumar dos victorias consecutivas y ampliando margen de solvencia en las actuaciones ante el Zuazo y el Puerto del Carmen. Sin embargo, esas credenciales no entrarán a jugar a la pista de La Albericia.

Como tampoco lo harán las del Pereda, pese a que el pasado sábado lograra una brillante victoria en la pista del Salud de Tenerife que le ha servido para reengancharse a la pelea por la permanencia en la máxima categoría. En esa cita, brilló sobremanera Sheila Hiraldo con 12 goles, aunque en su plantilla también hay que tener en cuenta a la portera Sol Ceballos o la extremo Danielle de Sousa.

En cuanto al Adesal, la mejor noticia es que todas las jugadoras están disponibles y que en los últimos partidos hay un reparto equitativo en cuanto a la cuota de responsabilidad goleadora. Por lo tanto, señal de que ha ampliado repertorio, lo que se suma a una portería que ofrece garantías por partida doble con Amanda Valero y con Alba González.

Además, para un grupo acostumbrado a los retos como es el fuensantino, se le presenta la posibilidad de ganar tres partidos seguidos en la máxima categoría, un hito que no consiguió en las dos temporadas previas en las que estuvo en la máxima categoría. De hacerlo, estará más cerca de un objetivo que sigue estando lejos. Aun quedan seis partidos por disputarse y ahora sí ha entrado en el momento de la verdadera dificultad.