El Cajasur Priego pasa a la segunda ronda tras encadenar tres victorias.

El Cajasur Priego estará en la segunda ronda de la Copa de Europa tras acabar como segundo del grupo del sector celebrado en Salzburgo por detrás del Carrara italiano. La tripleta compuesta por Machado, Caballero y Calvo exhibió su alto nivel competitivo ante adversarios de primer nivel. Ahora, esperan rivales en el bombo de la segunda competición continental.

El primer partido del sector era el gran escollo para el Cajasur. El Carrara se presentaba como el gran favorito y dio cuenta del equipo prieguense por 3-0. Sin embargo, el encuentro está lleno de matices, ya que cada uno de los puntos en juego estuvieron encuadrados dentro de la igualdad y parciales solventados por la mínima. Quedaba claro que el Cajasur iba a dar mucha guerra en Austria.

Y así se confirmó en una jornada triunfal de sábado. Por la mañana, el anfitrión, el Salzburgo, era el adversario. La tripleta formada por Machado, Calvo y Caballero se impuso por 3-0, si bien es cierto que el tercero de los puntos no llegó a disputarse por lesión de Francisco Sanchi. Esa coyuntura hizo que Alejandro Calvo se quedara con las ganas de aportar sobre la mesa.

Pero lo hizo de manera determinante por la tarde cuando le tocó entrar en liza. Estaba contra las cuerdas el Cajasur, que perdía ante el Ostrava por 2-0. Habría sido la eliminación, pero el prieguense respondió y catapultó a su equipo hacia la remontada. Calvo venció a Felipe Olivares y dio vida al Priego. Después, Machado y Caballero se impusieron a Kreprlik y Delinkat para jugarse a todo o nada la continuidad en la Copa de Europa contra el Hoboken de Bélgica.

Y ese partido fue otra definición de agonía y supervivencia. Porque el Cajasur Priego tuvo que sufrir lo indecible en un encuentro que comenzó mal. Machado se topó con un potente Michel Bankosz, quien no le dio opción alguna en el primer punto. Eso generaba una presión añadida en el duelo de Caballero y Brossier, pero el linarense estuvo certero. El choque se alargó hasta el quinto juego, pero el andaluz devolvía al partido al Cajasur.

Al ser el sistema de juego el de copas, el partido entre Alejandro Calvo y Mabey tenía una importancia capital. El prieguense la supo digerir mejor y se lo llevó por 3-0. De hecho, sólo los coletazos del belga en el tecer set pudieron complicar algo un partido bajo control. Con el 2-1, Machado estuvo cerca de sentenciar. El número 1 español se puso con 2-0, pero Brossier reaccionó hasta remontar el encuentro y firmar el 2-2.

Caballero y Bankosz jugaban una especie de todo o nada. Y el todo se lo quedó el Cajasur Priego. El partido reflejó en cada juego lo que sucedió en los puntos anteriores, pero con la ventaja de ver a un Caballero decidido y que no se dejó intimidar por la potencia del jugador del Hoboken. Exactamente, como todo su equipo que culminó así una gran remontada y adquirió su billete para la siguiente fase. Priego sigue llevando a la provincia de Córdoba por Europa en competición.