El Itea se lleva el derbi de Córdoba ante el Deza al vencer 24 a 27.

El Itea Córdoba hizo buenos los pronósticos y se llevó el histórico primer derbi ante el Deza. En sí, la clasificación daba como favorito al equipo de La Fuensanta y éste lo cumplió haciéndose con los dos puntos en litigio que le permiten seguir en la carrera por estar la próxima temporada, como mínimo, en la segunda categoría del balonmano nacional.

El partido comenzó frenético. Con una sucesión de seis ataques en los que ni las locales ni el Itea encontraron el camino del gol. Aunque esa dinámica la rompió Camila Bonazzola culminando una recuperación de Lucía Vacas para poner el primer tanto en el marcador. La idea fuensantina era que no hubiera partido y casi lo consigue. Sus niveles defensivos eran altos, la efectividad de Sol Ceballos bajo el arco era sobresaliente y eso le dio para distanciarse en el marcador con un 0-5.

Podía entenderse que sería un partido con historia, pero el Deza reaccionó. Su 6-0 llevó a la confusión al ataque del Itea y poco a poco encontró vías para acercarse a las jugadoras entrenadas por Rafael Moreno hasta fijar un 5-7 en el marcador.

Había partido, pero de nuevo el Itea encontró soluciones. Ángela Ruiz desde el extremo aportaba los goles necesarios para mantener la renta. Incluso recuperó los cinco de ventaja, que parecía la frontera entre una y otras. De hecho, al descanso se llegó con un 9-13 en el marcador en el que ambos equipos dejaron un par de destellos. Ojeda acercó a las granates, pero Bonazzola en un golpe a tiempo cumplido destapó el frasco de las esencias para respiro del Itea.

El decorado de la segunda parte fue parecido. El Itea se dedicó a administrar la renta. Encontró protagonismo en Aroa Montoro desde el extremo izquierdo, pero no fue capaz de sobrepasar en demasiadas ocasiones la frontera de los cinco goles de ventaja.

Con todo, la certificación de los puntos se hizo de rogar, puesto que afrontó un momento crítico que coincidió con las dos exclusiones de la boricua Ciris García. Por suerte, en los momentos decisivos emergió Auts para hacer los goles que terminaron de decantar el pleito.

Entrada la recta final, Rafael Moreno tuvo tiempo de sacar a la pista a jugadoras de la cantera como Cristina y Paula Merina, así como a Alba Pérez. Es cierto que el Deza lo intentó hasta el último momento, pero un tanto de Lucía Vacas propició que se cumpliera con el guion establecido (o esperado).

Ficha técnica:

Deza, 24: Castro (1); Aguilar (2), Flores, Lucena (7), González (1), Elena (1) y Vázquez (4) -siete inicial-, Ojeda (4), García, Plaza (2), Fernández, Camacho, Álvarez, Lucía (2). Shika y Zurera.

Itea Córdoba, 27: Ceballos; García (1), Ciris (2), Ruiz (3), Vacas (7), Auts (4) y Bonazzola (7) -siete inicial-, Montoro (3), Fernández, Ainhoa, Evelia, Pérez, Merina y Cristina.

Árbitros: Batanero y Domínguez. Excluyeron a Shika (2), Ojeda, Lucena y Flores, por las locales; y a Ciris (2), Bonazzola y Ruiz, por las visitantes.

Parciales: 0-1, 1-5, 4-7, 6-9, 7-11, 9-13, 12-16, 16-18, 16-21, 17-23, 20-25 y 24-27.