Santi Cazorla, con la ilusión de un juvenil

Santi Cazorla vuelve a sonreír sobre el césped de un campo de fútbol.  El Villarreal, club en el que despuntó años atrás, le ha brindado la oportunidad de volver a sentirse futbolista. El internacional disputó unos minutos en el encuentro amistoso frente al Hércules y puso fin a 21 meses de calvario.

WhatsApp Image 2018-07-20 at 14.51.56

Santi Cazorla en su regreso frente al Hércules

Su actual entrenador, Javi Calleja, realizó unas declaraciones más que optimistas de cara al futuro del asturiano en Onda Cero: “Cada vez que le vemos entrenar es una gozada para los que nos gusta el fútbol y para los que lo conocemos y sabemos lo que puede dar. Es una maravilla volver a verle en los terrenos de juego y comprobar lo que aporta. Está ahora mismo a un nivel que, si fuese por mí, sería para hacerle ficha ya mismo”.

El calvario de Cazorla comenzó el 10 de septiembre de 2013. Santi se retiró lesionado del encuentro amistoso que estaban disputando España y Chile tras un golpe en su tobillo derecho. En diciembre de 2015, es operado de ligamento externo de su rodilla izquierda. Un año más tarde, su tendón de la zona plantar del pie derecho antes mencionado sería intervenido. La herida se abría, una y otra vez. Se infectaba. Parecía no haber remedio para una lesión nunca antes vista.

Desesperado, acudió al prestigioso traumatólogo, Mikel Sánchez, en busca de las soluciones que no había obtenido en Inglaterra. En aquel entonces, a Santi le faltaban 8 centímetros de talón de Aquiles, tenía dañado parte del hueso calcáneo, y se descubrieron tres bacterias que causaban sus infecciones.

Santi+Cazorla+Spain+v+France+UEFA+EURO+2012+SQ_E6NhLNSDl

Santi Cazorla con la Selección Española

Mikel Sánchez logró reconstruir su tobillo y, tras una larga implicación en lo que respecta a la rehabilitación, el futbolista ha recuperado la sonrisa. En Inglaterra, un médico le dijo que se diera por satisfecho si volvía a caminar con su hijo por el jardín. Ahora, el asturiano vuelve a caminar, pero sobre un terreno de juego al lado de sus compañeros.

Santi Cazorla está de vuelta y, a sus 33 años (34 en diciembre) posee la ilusión de cualquier juvenil que afronte su primera temporada como profesional. Tal es así, que expresó su felicidad con una imagen acompañada de un texto en sus redes sociales, donde recalcó el trabajo que tiene por delante y que, solo por el cariño recibido por la afición, había merecido la pena llegar hasta ahí.

Creado por Miguel Guerra (@miguelguerra98)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.