La selección española sub’20 afrontaba llena de ilusión la final del Mundial ante uno de los equipos más potentes de toda la competición, Japón. Pese a que ya les habían ganado durante la fase de grupos, ayer el equipo nipón acabo con el sueño mundialista de la rojita. España perdió, pero mereció mucho más. En la primera parte dominó el partido y asedió a sus adversarias, pero sus 11 disparos a puerta no tuvieron premio. Y la selección japonesa no perdono. En su primer disparo a puerta lograron el primer gol. Finalmente, las japonesas lograron su segundo campeonato del mundo en selecciones inferiores. El primer título se lo arrebataron también a las españolas en 2014, en un mundial sub’17.

españa-japon-2

España tomó el mando desde el principio y el contundete 1-3, no hizo justicia al gran campeonato que disputaron las chicas de la rojita. Comenzó dominando el partido y yendo al ataque en cada ocasión que tenían. Las primeras ocasiones de peligro las llevaron a cabo las nuestras con dos internadas de Lucía Rodríguez desde la banda diestra, que no encontraron el gol, pero si asustaron a las japonesas. Hasta el minuto 13 Japón no despertó. Fue entonces cuando Riko Ueki le ganó la partida a Laia Aleixandri y su disparo puso en compromiso a nuestra Cata Coll. Nuestras chicas no hicieron esperar su respuesta y Carmen Menayo saco un córner para Patri Guijarro que cabeceó mandando el balón a milímetros del palo. También apareció Maite Oroz con un chut desde la frontal que obligó a reaccionar a Hannah Stambaugh.

La rojita puso gran intensidad en la primera parte y pasada ya la media hora tuvo una ocasión por partida doble. Primero fue Patri Guijarro quien enganchó la pelota desde la frontal pero su disparo fue repelido por las centrales niponas. Entonces el balón cayó en las botas de Candela Andújar, cuyo disparo cruzado se fue por poco. Pero la suerte no estuvo de nuestro lado y Japón aprovechó la ocasión para subir el primer gol al marcador. Hinata Miyawaza soltó la pierna diestra desde la frontal y coló el balón al fondo de la portería.

La selección española reaccionó rápidamente y estuvo a punto de poner tablas en el marcador. El disparo con rosca de Eva Navarro desde la frontal fue repelido con la punta del guante de Hannah Stambaugh. Tras esto nuestra guardameta Cata Coll, salvó al equipo de irse al descanso con un marcador todavía más negativo salvando dos ocasiones claras de Jun Endo y Saori Takarada.

Tras el descanso España no salió especialmente bien. La presión por ir detrás en el marcado parecía haber desdibujado a las de Pedro López. La intensidad y presión de la primera parte había desaparecido, dejando que Japón les ganara la partida en el centro del campo. Las niponas comenzaron a generar peligro y en una de esas ocasiones, un pase de espaldas de Riko Ueki a Saori Takarada, perimitió que esta batiera por debajo a Cata Coll.

Todavía estábamos asimilando el segundo gol de Japón cuando llegó el tercero. Una jugada bien trenzada desde la medular y resuelta por Fuka Nagano de disparo cruzado.

españa-japon-3

En el minuto 70 Candela Andújar quiso darle un giro al marcador recortando distancias. La jugadora aprovechó un centro desde el carril de Lucía Rodríguez y subiendo el primer y único gol de las españolas al marcador. Apenas dos minutos después tuvo en sus botas el segundo, pero falló el golpeo de un balón muerto dentro del área.

La remontada no fue posible, pero esto no nos debe hacer olvidar el gran futuro que tiene por delante esta magnífica generación de jugadoras. Patri Guijarro ha sido bota de oro del campeonato gracias a sus seis tantos. Las jugadoras que han formado parte de esta selección serán quienes formarán la selección absoluta en el mundial de 2019. Puede que sea entonces cuando alcancen su sueño.