Jorginho y el juego posicional

El fichaje más importante del Chelsea este verano. Prolongación de Sarri sobre el terreno de juego.

Jorge Luiz Frello Filho, más conocido como Jorginho, es un centrocampista brasileño, aunque con doble nacionalidad, ya que creció en Italia. De un metro ochenta de altura, se trata de un mediocentro desconocido hasta hace apenas un par de temporadas en el fútbol internacional. Canterano del Hellas Verona, club del que lo fichó el Napolés, es el pilar fundamental para el juego que Maurizio Sarri intenta promulgar en sus equipos.

Tras su explosión en las dos últimas campañas en el equipo italiano, esta última temporada ha aterrizado en Londres, de la mano del técnico italiano. Juega de pivote, aunque sus labores son tanto en defensa como en ataque. Es, sin lugar a duda, fiel reflejo de lo que el técnico quiere en el campo. Su mano derecha, intenta extender sus ideas al resto de compañeros y en torno a él, gira el juego posicional del Chelsea de Sarri.

La adaptación ha sido fácil para Jorginho, que ha visto en Kovacic y Kanté sus compañeros preferidos para el centro del campo. Sobre su figura recae el liderazgo en el campo y dota del máximo equilibrio posible a su equipo. Ese juego posicional basado en el balón y su posesión. Es fundamental en salida de balón, incrustándose entre centrales en situaciones de presión rival muy alta. O buscando ese pase en diagonal para superar líneas rivales. Además, sus ayudas y coberturas son fundamentales para esa apuesta tan arriesgada que intenta llevar a la práctica Sarri en su primera experiencia en el fútbol inglés.

_102527296_jorginho_getty2.jpg

Autor: BBC

Además, su gran envergadura ha hecho que sufra mucho menos en el juego directo, tan característico en la Premier League. Algo que también ha vivido desde su infancia futbolística, ya que ese rasgo lo comparte con la Serie A, en la que se ha criado Jorginho. También es fundamental en la presión tras pérdida, ya que sus movimientos de achique en los segundos posteriores a una recuperación rival, cierra espacios sobre los contrarios y permite la posibilidad de recuperar lo antes posible y, sobre todo, lo más cerca de área rival.

Jugador que también pretendió el Manchester City este verano. Pep Guardiola anhelaba con la adquisición del ítalo-brasileño para un centro del campo mucho más potente que el actual. Si algo ha caracterizado al City de Pep es la pérdida del control del juego en muchas fases, sobre todo en partidos clave como la eliminatoria de Champions contra el Mónaco la pasada campaña. La incorporación de Jorginho a las filas citizens, hubiese aportado todo lo que anhela Guardiola para su equipo: equilibrio posicional, salida de balón limpia y solidez defensiva sin perder el estilo.

Pero, la llegada de Sarri al banquillo blue, hizo que no dudase en ningún momento. “Muchas cosas pasaron durante las negociaciones. Pero pienso que la llegada de Sarri tuvo mucho que ver para mi decisión final”. Palabras de propio protagonista, que no esconde su agradecimiento a Sarri, con el que ha explotado como futbolista y lo ha colocado en el primer escaparate mundial.

¿Y quién mejor que Jorginho para implantar mi idea en el Chelsea? Eso tuvo que preguntarse Sarri cuando aceptó la propuesta de Abramovich para comandar al club londinense. Un equipo que no disputará la Champions League esta temporada y que tiene la obligación de luchar por todo. Tras una etapa con otro técnico italiano, más caracterizado al fútbol típico de su país, Sarri tenía la tarea de limpiar esa idea y proponer algo totalmente antagónico. De ahí, que el fichaje de Jorginho haya sido clave para ese cambio de chip en jugadores, club y aficionados.

ssc-napoli-v-ogc-nice-uefa-champions-league-qualifying-play-offs-round-first-leg-5b45e00df7b09d466300005f-2.jpg

Autor: 90min

60 millones de euros tuvo que desembolsar el millonario ruso en el club napolitano para hacer realidad el sueño de su técnico. En pocos meses, se ha podido ver ese cambio que hace de Chelsea un equipo más entretenido, ofensivo, protagonista en sus encuentros… y adaptado completamente al juego de la Premier League. Jorginho ha conseguido acoplarse en poco tiempo a lo que se le exigía a su llegada. Su gran despliegue físico y sus conocimientos tácticos, han permitido ver a Kanté y Kovacic mucho más liberados, con una pegada descomunal.

Además, jugadores como Hazard se han visto mucho más liberados con la llegada de este estilo de juego. Se ha podido ver el gran rendimiento que está dando el belga, que se quería marchar en verano. Ahora, feliz, disfruta jugando al fútbol, porque los talentosos se lo pasan bien con el balón y atacando. Y ahora ven que eso es posible.

Veremos que nos deparará el futuro para el jugador de veintiséis años, Jorginho. Pero lo que sí podemos estar seguro es de la gran transformación que, gracias a él y su técnico, se ha podido experimentar en el Chelsea. Y agradecido que estará el aficionado a la Premier League, que puede disfrutar de otro equipo más que aboga por el fútbol ofensivo, vertical y emocionante que tanto fervor levanta. Esperamos poder ver crecer mucho más a Jorginho y al Chelsea de Sarri, que todavía tiene mucho que aportar al fútbol en los próximos tiempos.

Creado por Sergio Varo (@srgvaro)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.