Bien es cierto que ahora mismo están en una buena dinámica donde han ganado tres de sus últimos cuatro partidos pero el juego del equipo está creando dudas en sus directivos al punto de que se empieza a dudar de Luke Walton.

Es un equipo con muchas incorporaciones recientes (la última de ellas la de Tyson Chandler), pero teniendo a Lebron en tu plantilla se esperaba algo más.

El equipo cuenta actualmente con un récord de 6 victorias y 6 derrotas por lo que muchos de los puntos débiles del equipo han salido a la luz.

En primer lugar, la defensa de los Lakers es mala. No hay problema en decirlo. Es un equipo que encaja muchos puntos debido sobretodo a la pasividad de algunos de sus jugadores en cuanto a las ayudas o simplemente en seguir a su hombre.

En segundo lugar, no hay una idea clara de juego. Es cierto, que el contragolpe rápido lo hacen a las mil maravillas y anotan muchos puntos así, pero cuando el ataque es estático les cuesta horrores anotar, y casi siempre los puntos provienen de acciones individuales de sus jugadores y pocas veces de un juego combinatorio.

Y por último, y aunque no sea un problema del equipo, sino más bien, una estadística sorprendente es que los Lakers atacan mejor cuando no está Lebron. Puede parecer extraño, pero es así.

Con Lebron en pista, los Lakers anotan 108 ptos/100 posesiones, y sin él 121 ptos/100 posesiones, algo sumamente extraño aunque por supuesto, confiamos en que ‘The King’ volverá a su nivel habitual, el de uno de los mejores jugadores de la historia.

Personalmente creo que los Lakers mejorarán, y conseguirán llegar a PlayOff, aunque la gran expectación se volverá a crear en verano donde la franquicia puede traer a otra súper estrella para acompañar a LJ23.

Minnesota Timberwolves v Los Angeles Lakers

lonzowire.usatoday.com

Antonio Rengel (@antoniorengel_8)