Hace poco, pero ha pasado mucho desde el 22 de junio del 2014.

La verdad que fue un domingo que todos nos levantamos con el si se puede, de la forma tan increíble que se produjo hizo que nunca olvidemos el ascenso a primera división, que vino de forma inesperada, esa misma temporada el Córdoba Ccf estaba casi en descenso en febrero, se jugó un partido en Gijón vital para la permanencia y fue la clave ese 1-2 para el cambio de dinámica en el equipo.

Lo peor de todo esto, es quien nos iba a decir en ese 2014 de ensueño que seis años después iban a pasar tantas cosas tanto deportivas como las no deportivas.

Que en tan poco tiempo se desperdicie tanto parece que solo puede pasar aquí, por mucho que uno puede dar con la clave, en realidad no es dicha clave es un cúmulo de despropósitos que han ido sucediendo, muchos de ellos lamentables.

Mirar atrás ya no sirve de nada, desde aquí decirnos #Volveremos.