El Real Madrid aprovechó el pinchazo del F.C. Barcelona para situarse al frente de la clasificación tras su victoria por 1-2 contra la Real Sociedad.

Tres jornadas son la que han transcurrido desde que la Liga española decidiera retomar su actividad, evidenciándose que era necesario terminar la competición en los terrenos de juego, ya que se han dado cambios muy significativos en la tabla clasificatoria, sobre todo en la parte alta.

Así mismo se puede comprobar como el Atlético de Madrid ha conseguido escalar hasta la tercera posición, volviendo así a una Champions League que veía peligrar seriamente. El Villareal por su parte y gracias a su gran estado de forma actual, se ha situado en una sexta plaza que otorga un billete para la próxima Europa League.  La otra cara de la moneda se la ha llevado la Real Sociedad, que ha pasado de estar situada en puestos de Champions a no ostentar ninguna plaza europea, cayendo hasta la séptima posición.

En cuanto al liderato hemos presenciado un cambio, alcanzando el Real Madrid la primera plaza en detrimento del F.C. Barcelona. El pasado viernes 19 de junio se enfrentaban en el Sánchez-Pizjuán el Sevilla F.C. contra el entonces líder, F.C. Barcelona, en un encuentro que resultó ser muy disputado y donde el resultado final fue de 0-0, pudiendo incluso el Sevilla haberse llevado la victoria.

Fue ayer, 21 de junio, cuando el aspirante, el Real Madrid se enfrentaba a una Real Sociedad que no quería perder su plaza europea. El equipo de Zinedine Zidane salió al césped del Reale Arena sabiendo que un triunfo le colocaría líder, y no dejó escapar la ocasión. El partido, eso sí, no estuvo exento de polémica.

Corría el minuto 3 de la segunda parte cuando el colegiado Estrada Fernández señaló un dudoso penalti, tras la caída de Vinicius en el área de la Real, al sufrir un leve contacto con Diego Llorente. Era el capitán Sergio Ramos, que más tarde se retiró lesionado por un problema en la rodilla, quien asumía la responsabilidad y ponía el 0-1 desde los 11 metros.

 Más tarde, en el minuto 68 el equipo de San Sebastián vio como le anulaban un gol de Januzaj por posición en fuera de juego de Mikel Merino, que a criterio de Estrada Fernández impedía a Courtois seguir la trayectoria del balón. Fue dos minutos más tarde cuando Karin Benzema controlaba un balón en el área, con lo que parecía que era el brazo, y tras realizar un amago, batía por bajo a Alex Remiro para colocar el 0-2. La jugada tuvo que ser revisada por el VAR debido a las dudas que presentaba el control del francés, pero finalmente el video arbitraje determinó que el control había sido con el hombro y por lo tanto se trataba de un gol legal.

Mikel Merino conseguía recortar distancias en el minuto 83 cuando cruzó el esférico desde dentro del área, y fijó así el 1-2 que a la postre fue el resultado final. El Real Madrid ha conseguido un meritorio liderato, pero deberá mejorara su juego si quieren alzar el título a final de temporada, puesto que este genera muchas dudas en bastantes tramos y aún quedan por delante 8 jornadas de liga. ¿Quién se llevará esta histórica e insólita liga?