La extremo derecha cubana conquistó la Liga con el Rocasa antes de enrolarse en un Adesal con el que buscará la permanencia

La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la extremo zurda Gleinys Reyes para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada disputará la Liga Guerreras Iberdrola.

Nacida el 31 de julio de 1989, Gleinys Reyes cuenta con una dilatada experiencia internacional con la selección de Cuba llegando a disputar competiciones de alto nivel como el último Mundial de Japón. Además, la caribeña conoce la Liga Guerreras Iberdrola hasta el punto de que contribuyó a la consecución del título del Rocasa en 2019. Ahora, en su regreso, el objetivo será el de conseguir la permanencia en la segunda temporada en La Fuensanta.

Precisamente, esta situación no cambia el nivel de exigencia de Reyes: “Para mí fue un orgullo jugar en la División de Plata y haber conseguido el objetivo que nos marcamos”. La cubana recuerda que “tanto el equipo como yo, tuvimos una buena temporada y me siento satisfecha con el trabajo que hicimos”.

La extremo derecha advierte que “nos esperan partidos muy duros minuto a minuto”, por lo que receta “entrenamientos fuertes” con el fin de que “todas podamos poner nuestro granito para conseguir el objetivo de la permanencia”. Y es que “todos los equipos con los que nos vamos a enfrentar son de la máxima categoría con mucho talento y nuestra idea debe ser salir a ganar en todos para sumar cuanto antes”.

Gleinys Reyes, ante ese cambio de rol, considera que “todavía no ha comenzado la temporada y ya veremos si se puede pensar en algo más grande”. Porque “hay que tener la mentalidad de ir a por lo máximo, pero sin olvidar que el objetivo es salvarnos”.