Tras la polémica que generó el traslado del equipo a Posadas para entrenar, debido al impedimento por parte del ayuntamiento de la localidad a que se hiciera en las instalaciones polideportivas municipales, el conjunto Atlético ha obtenido la aprobación y regresa a casa.

El Covid-19 no solo ha afectado a la élite del fútbol, los clubes modestos también han sufrido las consecuencias, aunque estas no tengan tanta repercusión. La federación española, a causa del virus, decidió suspender todas las ligas que forman parte de sus competencias, las cuales son todas aquellas de categoría senior que no pertenezcan a las dos máximas competiciones domésticas de nuestro país. Se paró así la temporada regular y se emplazó unos playoffs de ascenso, que comenzarán a principio del próximo mes, y donde participarán aquellos que estaban situados en las posiciones que daban acceso a ese playoff en el momento de suspender la competición.

Uno de esos equipos es el Atlético Palma de Río, el cual luchará por llegar a división de honor y que aparte de tener que paliar con la situación provocada por el coronavirus, se ha topado con unas medidas injustas por parte del ayuntamiento que pertenece a su propia localidad.

Este ayuntamiento, presidido por Esperanza Caro, denegó el acceso del equipo palmeño a las instalaciones polideportivas en las que normalmente entrenan, alegando medidas de seguridad para frenar al Covid. Sin embargo, tanto desde la federación como de la Junta de Andalucía se instaba a las localidades a permitir el acceso de los equipos que necesitaran volver a su actividad, siempre y cuando se entrenara bajo el protocolo de nivel 3 de alarma.

A causa de la negativa del ayuntamiento el club de la Palma del Río tuvo que desplazarse a Posadas, pueblo situado a 17 km, para poder entrenar y preparar esos importantísimos playoffs. El Atlético declaró, por medio de su presidente, Pedro Pablo González, que incluso se estaban planteando retirar al equipo de la competición si la situación continuaba.

Por suerte no será necesario ya que el Ayuntamiento, por fin, ha permitido al equipo volver a sus instalaciones y poder entrenar en ellas. Esperemos que tras su victoria ante el coronavirus y el ayuntamiento de Palma del Río, el equipo Atlético puede salir victorioso del playoff y representar a su localidad en la División de honor.

El club ha emitido un comunicado en lo que decía lo siguiente:

A falta de dos semanas para enfrentarse a Montilla, los palmeños volverán a entrenarse en el artificial del Pandero a las órdenes de Rafa Reyes.
Tras una semana en la que no pudimos entrenar todo lo que quisimos, y en la que Posadas nos acogió como un magnífico anfitrión, solo nos queda dar las gracias a la localidad vecina, así como a aquellas otras que ya estaban preparadas para recibirnos en esta misma semana si hubiese sido necesario.
También por supuesto, agradecer a la cantidad de persona que de corazón se han alegrado de que podamos usar las instalaciones de todos los palmeños, y a aquellos que han hecho posible que lo que manifestaba la Federación el lunes y el club el martes, se confirmase finalmente el viernes a última hora.
En cualquier caso, aun debemos tener la documentación delante para hacer una valoración más profunda de lo sucedido esta semana.
Toca pues preparar el encuentro en nuestras instalaciones, y aunque sabemos que será difícil, también estos días nos han demostrado que siempre que se lucha se pueden conseguir cosas. Esa debe ser la línea a seguir.
En cuanto a los entrenos, algún jugador tocado que estamos recuperando y con la ausencia segura del sancionado Coni (al que incomprensiblemente no le rebajaron la sanción) y pendientes finalmente de si Pino podrá jugar, los nuestros afrontan esta nueva semana de entrenos.
Será un mes de Julio frenético, pues tras el play off tocará componer de nuevo una plantilla de garantías, sea para una categoría u otra, temporada en el que debemos recordar que ya tenemos cerrado como su primer integrante el propio míster, Rafa Reyes.
De igual forma, empezaremos a darle forma a la cantera, donde solo nos queda por cerrar el banquillo del equipo Juvenil.

Comunicado Directiva Atlético Palma del Río