La valenciana acredita potencial goleador en una carrera repartida entre la Liga Iberdrola y la División de Honor Plata

La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la lateral derecha Fany Monros para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada disputará la Liga Guerreras Iberdrola.

Nacida el 16 de enero de 1991 en Valencia, Monros ha desarrollado su carrera entre equipos de la primera y la segunda categoría nacional. Tras iniciarse en el Sagunto, la zurda pasó por el Canyamelar, el Mavi La Calzada, Oviedo, Granollers, Lanzarote o Sporting de La Rioja.

Monros se convierte en el segundo fichaje del club de cara a la próxima temporada en la Liga Guerreras Iberdrola. La valenciana destacaba que “me gusta mucho el proyecto que se me ha presentado y tengo mucha ilusión”. Y es que resalta de su nuevo equipo que “es joven y tiene muchas cosas que dar”.

La primera línea considera que el nuevo sistema de competición de la Liga Guerreras Iberdrola, repartido en dos fases, puede resultar “extraño por la situación”, aunque “puede ser una gran temporada”. Incluso advierte que “al no ser un todos contra todos, va a ser más difícil”.

En el plano personal, Monros, quien mide 1,81 y pesa 74 kilos, se convertirá en la única lateral derecha de perfil zurdo del equipo, ya que la otra opción de Rafael Moreno será Lucía Vacas. La valenciana se presenta como “una lanzadora de fuera y fuerte en defensa”.