El Adesal afronta la vuelta de la Copa de la Reina en Gijón condicionado por los 12 goles de desventaja y las bajas en la rotación

El Adesal afronta mañana en Gijón (19:00 horas) el partido de vuelta correspondiente a la ronda de octavos de final de la Copa de la Reina ante el Liberbamk La Calzada. La eliminatoria está condicionada por la amplia renta que consiguió el cuadro asturiano en La Fuensanta, puesto que se impuso por 25-37 y dio un paso firme para estar en la fase final de San Sebastián.

El pleito servirá de rodaje para el cuadro cordobés, ya que llegó al partido de ida con tres entrenamientos tras estar confinado durante 10 días. Por ello, la cita servirá para ver la evolución de jugadoras como Irene García, Lucía Guarc, quienes se postulan como alternativas a Camila Bonazzola en el extremo durante la segunda fase tras la salida de Arabia Peña. Por su parte, Aroa Montoro también podrá adquirir más minutos en el pivote con la misma finalidad.

Para afrontar este choque, Rafael Moreno no podrá echar mano de jugadoras como la mencionada Camila Bonazzola, así como Maura Álvarez o Armina Isic, quienes no han podido entrar en España por motivos burocráticos en plena pandemia. Ángela Ruiz es baja médica.

Ésta será la segunda cita de las tres consecutivas que dirimirán el Adesal y La Calzada, puesto que el próximo fin de semana se enfrentarán con motivo del partido de Liga correspondiente a la décima jornada de la primera fase en el Subgrupo B de la Liga Guerreras Iberdrola.