El conjunto espeleño pierde la final de la Copa Andalucía en la tanda de penaltis ante el Atarfe Industrial.

El sueño se acabó convirtiendo en pesadilla. El Atlético Espeleño perdió la final de la Copa Andalucía en la tanda de penaltis ante el Atarfe Industrial. Uno de los equipos más importantes de la provincia cordobesa estuvo a punto de hacer historia. Además, fue de la forma más cruel, tras 28 lanzamientos de penaltis vio como se le escapaba el título. 

Los rojillos tuvieron una gran ocasión para adelantarse en los primeros compases del encuentro. Adriano pudo poner el primero de la final, sin embargo no estuvo acertado de cara a portería. Tras el buen comienzo del Atlético Espeleño, llegaría la igualdad y la intensidad al terreno de juego. Aunque la ocasión más clara de la primera mitad llegaría minutos antes del descanso. Corona evitaba el 0-1 tras una gran intervención.

En la segunda mitad, la primera ocasión llegaría para el Espeleño a través de un lanzamiento de falta directa de Santacruz. Aunque esta mitad seguiría con la sintonía de la primera. Pocas ocasiones para ambos equipos, que deciden no arriesgar esperando a que el rival lo hiciera. Ambos se conformaban con la tanda de penaltis. 

El encuentro terminaba con el marcador inicial de 0-0, Atarfe y Espeleño se jugarían el título desde los once metros. Mismo método con el que lograron clasificarse para la gran final. 

En la tanda de penaltis comenzaría tirando el Atlético Espeleño. Alex Molina lograba anotar su lanzamiento. Sin embargo, Juanma hacía lo propio para el Atarfe. Los siguientes lanzadores fueron Diego, Nayib, Antolín, Andrés, Manu y Rubén Osuna, los cuales no fallaron su disparo y pusieron el 4-4. La presión se la pasaba Santacruz a Mole tras anotar su lanzamiento y poner por delante al Espeleño. Sin embargo, este último tampoco fallaría y pondría el 5-5.

La final y el título se decidía en la muerte súbita. Con pleno de aciertos por parte de los siguientes lanzadores se ponía la tanda con el marcador de 8-8. Tras los siguientes lanzamientos, fue el turno de los porteros, quienes tampoco fallaron el suyo y seguía el empate en el marcador. 

Era el turno de repetir con los lanzadores. Todos ellos volvieron a anotar, menos Manu quien falló su lanzamiento y daba la oportunidad al Atarfe de ganar la final. Así fue, tras el tanto anotado por Rubén Osuna, el Espeleño perdía la final tras una apoteósica tanda de penaltis. Sin embargo, no todo eran malas noticias. Al ser subcampeón de la Copa Andalucía estará en la fase interterritorial de la Copa del Rey. Tan solo un cruce lo separa de tener un duelo con un equipo de Primera División.