La selección de Dinamarca se proclama campeona del mundo de balonmano tras vencer a Noruega por un contundente 31 -22. El partido no tuvo color, Dinamarca dominó de principio a fin gracias a su buena defensa y sobre todo a un enorme Niklas Landin. El portero del THW Kiel fue elegido mejor jugador de la final y junto a Mikkel Hansen, que anotó 7 goles, fueron las dos piezas clave del partido.

Dinamarca partía en este torneo como la favorita a llevarse el título de campeón del mundo, venía de ganar el oro en los juegos olímpicos de Río y además jugaba en casa. Este ha sido su primer título de campeón del mundo y lo ha logrado con mucha más holgura de lo que se podría esperar. Acaba el mundial invicta y sin dar en ningún momento signos de flaqueza o sufrimiento. Logran así los daneses el último título que les faltaba tras las olimpiadas y el campeonato de Europa

En el partido por el tercer y cuarto puesto, Francia, que defendía título, se impuso a Alemania en un partido vibrante y de mucha igualdad. Alemania lo tenía todo para ganar o al menos mantener el resultado y forzar una prórroga. A falta de 20 segundos para el final, con el resultado igualado a 25, Alemania tenía posesión para llevarse al partido, pero un error en un pase precipitado hizo que los Franceses recuperaran el balón y montaran la contra para que Nikola Karabati? introdujera la pelota en la red en el último segundo de partido. Alemania, por lo tanto, se va con las manos vacías de este mundial que había ilusionado a todo el país ya que el combinado nacional era uno de los favoritos y también jugaba en casa.

España, que venía de ser campeona de Europa, ha realizado un mal torneo donde se ha quedado lejos de sus expectativas. A pesar de todo, se ha conseguido imponer a Egipto por 36 -31 en el partido por el 7º puesto. Con esta victoria, “los Hispanos” se aseguran una plaza en el preolímpico para poder llegar en 2020 a Tokio. Destacar en la victoria a Joan Cañellas con 9 tantos, que a pesar de sus 32 años, se ha mostrado como uno de los integrantes del equipo nacional más en forma en el campeonato.

Fuente: Marca

Termina así un mundial de balonmano donde la emocion y igualdad han sido protagonistas en muchos de los partidos. El balonmano, un deporte que pierde poco a poco fuerza en España, pero que por su parte, en Europa central, la afición por este deporte va en aumento. Para todo amante de este deporte, es un placer ver cómo la gente vive y disfruta del balonmano en países como Alemania o Dinamarca, no solo en torneos nacionales como este, también en competiciones de clubes se puede ver esta pasión por este maravilloso deporte.

Miguel Lozano