Aroa Montoro, una especialista para la defensa. La canterana tendrá finalmente ficha con el primer equipo para afrontar el reto de la permanencia

La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la pivote Aroa Montoro para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada disputará la Liga Guerreras Iberdrola.

Nacida el 4 de marzo de 1997 en Córdoba, Montoro tendrá la opción de debutar en la máxima categoría con el club en el que dio sus primeros pasos como jugadora de balonmano. La pivote y especialista en defensa, inicialmente, había decidido no competir en la presente temporada, aunque tras dos semanas de entrenamiento ha cambiado de postura y formará parte de la primera plantilla. El entrenador, Rafael Moreno, justificaba que “nos puede venir bien su capacidad defensiva y estamos convencidos de que puede tener minutos”.

Aroa Montoro ya formó parte de la plantilla que la pasada campaña consiguió el ascenso. De ahí que no dude en decir que “orgullo y sueño” son las dos palabras con las que define la oportunidad que se le presenta de formar parte de la Liga Guerreras Iberdola. La fuensantina añade que “no se puede explicar lo que siente al llevar la camiseta de la que es tu casa a lo más alto: es como multiplicar por 1.000 la ilusión que tienes cada vez que inicias una temporada”.

Una de las grandes virtudes de la pivote está en la parcela defensiva. En ese sentido, resalta que “me siento cómoda actuando en esa demarcación y espero que con mi aportación se pueda conseguir el objetivo de la permanencia”. Aroa Montoro también se refiere al equipo tras las dos primeras semanas de trabajo y considera que “estamos trabajando y con ganas de dar guerra; además, para muchas de nosotras es la primera oportunidad de jugar en la máxima categoría”.

Con Aroa Montoro, además, se amplía el cupo de canteranas en el proyecto de la presente temporada. La pivote se suma a Ángela Ruiz, Irene García, Lucía Vacas y Tina López, quien vivió parte de su etapa formativa en La Fuensanta.