El equipo de La Fuensanta disputará un partido de preparación con sólo dos sesiones de entrenamiento tras el confinamiento preventivo

El Adesal se puso ayer en acción tras unos días de confinamiento preventivo por la detección de un caso “positivo” por COVID-19 en su plantilla y mañana disputará su tercer partido de preparación de la pretemporada. La cita ante el Pozuelo (Pabellón de Las Espartanas a las 19:30) será la última prueba antes de que la próxima semana se alce el telón de la Liga Guerreras Iberdrola en el Palacio de Vista Alegre ante el Granollers.

Hasta la fecha, el Adesal había disputado dos encuentros de preparación con resultados dispares ante el Bolaños, de la División de Honor Plata, y el Elche de la máxima categoría. Sin embargo, el juego mostrado sí sirvió para que Rafael Moreno extrajera algunas conclusiones en relación a las necesidades de la plantilla y de cómo puede optimizar sus recursos. Porque uno de los aspectos que Moreno en el apartado táctico quería potenciar en las últimas semanas era el de situaciones de ataque.

De hecho, eso es lo que buscará en la cita ante el Pozuelo, un equipo de los fuertes en la segunda categoría nacional y que, precisamente, fue su último adversario en partido de competición oficial la pasada temporada antes de que se decretara el “estado de alarma”.

En el plano físico, Rafael Moreno no descarta la opción de reservar a algunas jugadoras con el fin de no forzar ante la inminencia del comienzo de la competición. El encuentro se podría ver a través de la cuenta de Facebook de “Pozuelo Digital”.