El Córdoba CF entra en la configuración de la Segunda División B para la temporada 2020-2021 en situación de «pendiente de resolución».

En el día de hoy, la Comisión de Presidentes de federaciones autonómicas de fútbol ha propuesto la configuración definitiva de Segunda División B para la temporada 2020-2021. Sin embargo, el club cordobés es el único que aparece como «pendiente de resolución«. La situación queda en el aire hasta que haya una resolución judicial firme sobre el auto que autorizó la venta de la unidad productiva del Córdoba CF SAD a Unión Futbolística Cordobesa SAD.

Los 102 equipos de la categoría de bronce estarán divididos en cinco grupos, dos de 21 equipos y otros dos de 20. Estos grupos serán divididos en dos subgrupos cada uno. El Córdoba CF queda asignado en el subgrupo B del Grupo IV. Irá acompañado de los siguientes nueve equipos: Real Betis Deportivo, Club Recreativo Granada, CD El Ejido 2012, Linares Deportivo, Sevilla Atlético, Lorca Deportiva, Real Murcia, UCAM Murcia y Yeclano Deportivo. En el subgrupo A están los equipos de la zona oeste de Andalucía más los clubes canarios y el Marbella FC. Cabe destacar que los clubes extremeños (antes en el Grupo IV) han sido reubicados al Grupo V.

Así, la FEF permite al Córdoba CF seguir compitiendo un año más, pero no está confirmada aún su inscripción. Además, la FEF también ha comunicado que la próxima temporada de la categoría de bronce dará comienzo el próximo 18 de octubre.

Configuración de la FEF del Grupo IV