El Palo llega al colegio Cervantes con cuatro victorias en cinco encuentros


El Dobuss Córdoba Basket afronta este domingo a las 12.30 horas su encuentro correspondiente a la 7ª jornada de la N1 Nacional femenina. El Palo de Málaga será el rival de las cordobesas en el colegio Cervantes.

El encuentro ante El Palo será uno de los más atractivos de la jornada, pues medirá a dos de los conjuntos que luchan por una plaza en la segunda fase. Enfrente estarán el Dobuss, que ha sumado tres victorias en cuatro partidos, y El Palo, que ha acumulado cuatro triunfos en cinco encuentros. Las malagueñas solo han perdido hasta el momento en la pista del Alhaurín (71-54) y ya han derrotado al Estepona (56-58) y al Unicaja (61-53), otros dos de los favoritos.

Con dos semanas de entrenamiento tras el parón por los positivos en covid-19 que sufrió el equipo, el Dobuss llega a este partido más preparado para competir que en la visita de la pasada semana al Unicaja B, una cita que acabó con la primera derrota de la temporada (72-61). Carmen Casas será baja y Paula Rodríguez, duda hasta última hora.

El técnico, Miguel Ángel Luque, ha dado su opinión sobre el encuentro

-¿Cómo ha visto al equipo esta semana?

-Va retomando el buen ritmo que perdimos por el parón. Los dos partidos del fin de semana pasado nos han venido muy bien para retomar el pulso a la competición, acumular minutos y recuperar sensaciones de cara al domingo, pues nos espera un duro test ante las malagueñas de El Palo, un rival de los gallitos de la liga que solo ha perdido ante otro de los favoritos, el Alhaurín.

-¿Cómo ve a El Palo?

-Es un rival con jugadoras muy importantes, pues tiene descartes del Unicaja como Remedios Velasco o Lucía Hernández y un buen ramillete de chicas criadas en la prolífica cantera paleña. Es un contrincante que nos va a exigir a todos los niveles, tanto delante cómo detrás, y que será una buena piedra de toque para nosotras.

-¿Cuáles cree que pueden ser las claves?

-La clave estará en mejorar nuestro uno contra uno defensivo, tener paciencia para atacar su defensa zonal y dominar el rebote para poder correr.