El conjunto prieguense afronta los partidos de la segunda concentración ante el anfitrión y el Balaguer

Las competiciones llevan a momentos que definen en futuro de un equipo. Y éste puede ser el caso del Vidrioservice en la Superdivisión, ya que este fin de semana afrontar dos partidos con los que cerrará la primera vuelta del Subgrupo 1. En función a los resultados, se concluirá si puede pensar en entrar en el play off por el título o amoldarse a la siempre incómoda lucha por la salvación.

Para ello tiene que afrontar en Alicante dos partidos. El primero de ellos ante el conjunto local mañana a las 17:00 horas, mientras que el segundo será en la tarde del sábado a las 18:30 ante un Balaguer que no ha padecido de vértigos en su estreno en la máxima categoría en función a sus primeras actuaciones. En ambos casos, se podría decir que son dos rivales directos del representativo de la Subbética.

El Alicante, por el momento, dista de ser el equipo que en las temporadas anteriores se posicionó como una de las revelaciones de la máxima categoría del tenis de mesa español. Su plantilla cuenta con dos palas nacionales muy interesantes como Marina Ñíguez y Paula Bueno, con pasado en Priego. Y a ellas se suma la rusa Ermakova, quien suele producir puntos.

Por su parte, el Balaguer se ha reforzado con jugadoras experimentadas en la categoría como Bakhtina y Prosvirnina, quienes le han dotado de poso para conseguir puntos importantes de cara a optar a algo más que la permanencia. Las alineaciones suelen estar completadas con Gemma Llanodosa. Como muestra de su potencial, arrancó un punto al Santa Eularia y se impuso al Alicante. Sin duda, una evaluación seria para el Vidrioservice, que no podrá contar con la india Takeme Sarkar por motivos de la pandemia. Así la citación de la escuadra prieguense estará compuesta por Ana García, Melinda Ciurcui y Marija Galonja.