La internacional chilena advierte de la igualdad del partido final por la permanencia ante el San José Obrero

El parón provocado por la disputa de la Copa de la Reina otorga al Adesal días extra para preparar el partido decisivo de la temporada en la Liga Guerreras Iberdrola ante el San José Obrero con el premio para el ganador de la permanencia en la máxima categoría.

El equipo entrenado por Rafael Moreno se ha recuperado en el plano anímico tras encadenar los triunfos ante el Pereda y el Puerto del Carmen, circunstancia que confirma Maura Álvarez. La internacional chilena apunta que “el equipo está contento y con moral después de que en el último partido se hiciera lo que tenía que hacer, que era ganar”.

Aunque la lateral, lejos de distraerse en el pasado, insta ya a pensar en lo que será uno de los partidos más importantes de la historia del club. Maura Álvarez recalca que “ahora tenemos una final en Lanzarote para mantener la categoría”.En la ida, el equipo canario ganó por 20-21 en La Fuensanta, aunque en la clasificación ahora va por delante el Adesal. La chilena, apunta que “ningún equipo va a tener ventaja, aunque ellas juegan en casa, pero por ilusión y ganas por lograr el objetivo serán las mismas”. Incluso hace ya una advertencia en función a lo que está en juego: “será un partidazo”. Por lo tanto, no hay que hacer planes de cara al 29 de mayo a las 19:00.