El Museo de la Almendra Francisco Morales comienza la temporada ante el Tramuntana

La temporada arranca en la Superdivisión femenina y el Museo de la Almendra Francisco Morales de Priego tiene ante sí nuevos retos. El primero de ellos se podría entender como tradicional, puesto que su primer objetivo será el de pasar el mínimo de apuros posibles en un sistema de competición que se parece bastante al de la temporada anterior en la máxima categoría del tenis de mesa femenino.

Porque, por motivos relacionados con la pandemia, se mantiene el régimen de subgrupos en la primera fase. Es decir, una competición corta de seis equipos en la que la resolución llegará por la vía del play off y del play out. Los cuatro primeros lucharán por el título, mientras que los dos últimos se verán abocados al drama por eludir el descenso.

Y lo cierto es que el Subgrupo 2, donde está encuadrado el equipo de la Subbética, es muy exigente en función a la presencia de equipos como Vic o Cartagena, favoritos al título, el Linares, que disputa Liga de Campeones, o dos recién ascendidos como el Vega del Genil o el Tramuntana, que llega con piel de cordero y pinta de lobo pese a que este año no cuenta en sus filas con la olímpica Galia Dvorak.

De hecho, el equipo de Figueras será el que mañana reciba en el primer partido de Liga al Museo de la Almendra Francisco Morales a partir de las 11:00 horas. Se ha reflotado con jugadoras de licencia china y alemana, además de contar con Claudia Caymel, una de las habituales del circuito español. Con ellas, como mínimo, buscará la misma permanencia que un equipo de la Subbética que volverá a tener como base a Marija Galonja y Ana García. A ellas se ha sumado Eva Brito y no se descartan más movimientos para cerrar un plantilla que tiene la misión de seguir siendo la referencia femenina del deporte por equipos en la provincia.