El Itea se repone de su crisis de resultados con un triunfo ante el Ikasa.

El Itea Córdoba ha recuperado la “normalidad” de lo que de él se espera esta temporada. Y lo hizo en un partido ante el Ikasa, que se postula como una de las revelaciones del Grupo D de la División de Honor Plata. Tras perder ante el Pozuelo y el Bolaños, al equipo de La Fuensanta le hacía falta algún bálsamo y lo encontró. Además, la victoria tenía como fondo la dedicatoria a Antonio Santiago, un fiel colaborador del club que falleció en la madrugada del viernes.

Avisadas por lo vivido en los partidos anteriores, las jugadoras del Itea no dieron lugar a la sorpresa. Una salida fuerte las puso pronto por delante en el marcador y llegaron a ampliar las ventajas hasta fijar en el electrónico una renta de cinco goles de ventaja 7-2. Funcionaba el equipo hasta el punto de que ni el tiempo muerto pedido por el banquillo visitante daba con soluciones.

El marcador siguió oscilando en esa renta hasta que a partir del 11-6 la decoración cambió por completo. El Itea se atascó en su juego de ataque y eso unido a una inferioridad dio alas al Ikasa para ponerse incluso en tablas. Antes del 13-13, Rafael Moreno pidió un tiempo que resultó estéril. Eso sí, una vez inaugurado el nuevo partido el Itea se escapó con dos goles de ventaja gracias, en buena parte, a un monumental tanto de Bonzazzola cuando el reloj estaba en el minuto 30. El golpe se alojó en la escuadra madrileña.

Y ese golpe de efecto dañó al Ikasa. El Itea salió lanzado en la segunda parte, teniendo a Ángela Ruiz su principal estilete. Recuperó la renta de los cinco goles y supo gestionar la situación con relativa comodidad. El Ikasa lo intentó de diferentes maneras, pero no halló fisuras en las que poder colarse de nuevo en la batalla por los puntos.

De esta forma, el Itea recuperó sensaciones y terreno perdido, puesto que en el derbi manchego del Pozuelo con el Bolaños firmaron tablas que le permiten reducir daños respecto a las últimas derrotas. El equipo de La Fuensanta sigue su camino y el objetivo está intacto.

Ficha técnica:

Itea Córdoba, 34: Ceballos, García (3), Ciris (4), Ruiz (12), Bonazzola (4), Auts (3) y Vacas (6) -siete inicial- , Montoro (1), Reyes, Fernández (1), Pérez y Merina.  

Ikasa, 30: Llana (1), Rúa (1), Iguacel (8) Ventura (2), Yuste, Seijas y De la Iglesia (5) -siete inicial-, Guerras (1), Alfaro, Montero (8), Nieto, Moronfolu (3), Pérez, Torres, Mediavilla (1) y Carrasquilla.

Árbitros: Del Valle y Del Valle. Excluyeron a Ciris (2) y Montoro, por las locales; y a Alfaro y Seijas, por las visitantes.

Parciales: 3-1, 7-2, 10-5, 11-9, 13-11, 16-14, 19-16, 22-19, 25-21, 28-22, 30-26 y 34-30.