El pasado 9 de diciembre se jugaba en el estadio de Santiago Bernabéu en Madrid la copa de libertadores, River Plate contra Boca Juniors. Tras 28 días esperando como sería el desenlace de esta final tan esperada, se acabó proclamando ganador el equipo de “los millonarios”.

Después del incidente concurrido en los alrededores del estadio El Monumental de Buenos Aires, cuando los hinchas del River lanzaran piedras al autobús del Boca, y acabara el percance con heridos, el partido se trasladó al otro lado del Océano Atlántico para evitar estas posturas violentas por parte de los aficionados de los equipos.

Finalmente, el partido fue en el estadio Santiago Bernabéu en Madrid, y transcurrió sin ningún tipo de incidente. El estadio no llegó a alcanzar el aforo completo de 70.000 personas. Se acabó proclamando ganador el River Plate con tres goles, uno en el segundo tiempo y los otros dos durante la prórroga. El Boca Juniors, comenzó metiendo el primer gol del partido, pero el resto fue en decadencia.

El principio del juego fue nefasto, debido a que los jugadores están acostumbrados al césped de Sudamérica, que es largo, en cambio, en Europa, el tipo de césped es corto y mojado. Por lo que el primer tiempo se ve unos jugadores un poco desorientados,que se les escapaban los controles. Al final, lograron acostumbrarse, y jugaron un partido brutal.

El juego del River fue claramente mejor que el del Boca, con un 66% de la posesión y 6 tiros a puerta, frente al 34% del Boca y solo 3 tiros a puerta. Después del nerviosismo y lo que se hizo desear este partido, acabó con la victoria de “los millonarios”, frente a la derrota de un Boca Juniors aplastado.

Creado por: María Reyes