El dulce regreso de un diablo rojo a old trafford

Ole Gunnar Solskjaer ha sido el elegido por los dirigentes del Manchester United para intentar reconducir una nave abocada a hundirse por la negligencia de José Mourinho. El exjugador noruego, que colgó las botas en 2007, tendrá la difícil tarea de aportar estabilidad hasta final de temporada a un club que ha sufrido un tumultuoso ciclo de dos años y medio. Es una solución de urgencia en un periodo donde la entidad inglesa sondea el mercado para encontrar a un entrenador que lidere un nuevo proyecto y se aleje de los fantasmas del pasado tras la retirada de Sir Alex Ferguson.

“Llevo al Mánchester United en el corazón y es genial volver para ocupar este puesto. Estoy deseando trabajar con el talentoso equipo que tenemos, con el personal y con todos los miembros del club”. El otrora delantero nórdico no podía ocultar su satisfacción tras su reciente nombramiento como máximo responsable de un equipo desnortado. Ed Woodward, el vicepresidente ejecutivo de la institución más laureada en el Reino Unido, ha recurrido a una persona que conoce al detalle la cultura y los valores de un club con una conducta ejemplar tanto en el ámbito deportivo como en lo social y económico. Su predecesor en el cargo ha causado un daño casi irreparable. La misión de “El asesino con cara de niño” (Baby-face Assasin), apodo que recibía en su etapa de futbolista por su instinto depredativo  y su aspecto imberbe, será la de restaurar la identidad y la vocación ofensiva de un equipo que siempre se ha caracterizado por su fútbol alegre. En este viaje estará respaldado en el banquillo por los ingleses Mike Phelan y Michael Carrick, así como por el norirlandés Kieran McKenna. Se expone al momento más importante de su carrera y se sube a un tren de alta velocidad con un trayecto de seis meses.

Fuente: Graphic Online

La familia Glazer, propietaria del club mancuniano, debe acometer quizás uno de los retos más importantes desde que adquirió, hace ya trece años, la mayoría de las acciones. Encontrar al hombre capaz de regir con éxito los destinos de una plantilla desestructurada no va a ser nada sencillo. Ya han salido algunos nombres. Y en esa lista solo hay dos técnicos que cumplen las exigencias de los mandamases estadounidenses: Zinedine Zidane y Mauricio Pochettino. De todas formas, el presente es prioritario para los red devils. En ese escenario Solskjaer es el protagonista. Un tipo que debe insuflar nuevas ideas en un tiempo récord y transmitir sensaciones positivas en una plantilla anestesiada por el ínclito técnico de Setúbal. “Es una leyenda del club con experiencia, en el terreno de juego y en los banquillos. Estamos entusiasmados con su vuelta. Confiamos en que pueda unir a los jugadores y a los aficionados en el segundo tramo de la temporada”. Este es el mensaje de Woodward unas horas después de su contratación tras abonar al Molde FK, con el que le vincula un contrato hasta el 2021, una cantidad aproximada de dos millones de libras. En teoría es una apuesta a corto plazo. ¡Quién sabe lo que podría suceder en junio si este diablillo incendia Old Trafford!

Fuente: BBC

Su trayectoria ha estado jalonada de triunfos. Pero también ha sufrido algún revés. Ferguson  lo incorporó a su equipo de trabajo hace once años como entrenador de delanteros y un año después se hizo cargo del equipo reserva del United durante dos temporadas. Logró el título de la categoría y poco después rechazó el puesto de seleccionador de su país de origen. Su objetivo era dirigir al modesto club de su ciudad. El lema veni, vidi, vici lo aplicó con absoluta rotundidad. Puso fin a la hegemonía del Rosenborg y fue el gran artífice de los dos únicos campeonatos domésticos en su centenaria historia. Incluso ganó una Copa en las tres temporadas que ejerció como técnico. Con estas credenciales, la Premier League puso su mira en el noruego. El Cardiff City le contrató en un momento dramático para su supervivencia. Fue a su rescate pero lamentablemente no pudo evitar el ahogamiento colectivo de una plantilla con escasa experiencia en la liga más competitiva del planeta.  No abandonó el barco. Se adaptó a una nueva situación. No rebló ante la adversidad. Sin embargo, las duras batallas en la Segunda inglesa resultaron sangrientas y acabaron por desterrarle.

Fuente: Zimbio

Ahora tiene la ocasión de realizar un máster en Mánchester. Está muy ilusionado. Es consciente de que su vuelta a Noruega está prácticamente garantizada. Solo desea recompensar a los aficionados todo el apoyo que recibió en su brillante carrera en las islas con un fútbol arrollador y despojado de automatismos. El mismo manual de su mentor escocés. Comienza la reconquista de uno de los guerreros más despiadados de este siglo.

Creado por Maikel Tapia (@tapia_maikel)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.