La portera es uno de los pilares que ha conseguido llevar al equipo a la histórica final de la Champions. Con un coeficiente de 0,37 es un auténtico muro, mejorando incluso el coeficiente de Oblak.

Sandra es una de las artifices de que el equipo lograra el ansiado pase a la final. Ante el Bayern de Munich lució todo su potencial, ayudando al equipo a vencer a las alemanas. Logró tres increibles paradas para sellar el pase a la final. Pero sus actuaciones también han sido memorables en la Liga Iberdrola. La alicantina sólo ha encajado 10 goles en 27 partidos disputados con un coeficiente de 0,37, mejorando incluso a Jan Oblak, zamora de Primera División, que tiene 0,66. Que Sandra es infranqueable, ya es algo de lo que se han dado cuenta los grandes clubes. Por ese motivo ya hay unos cuantos que se la disputan.

Fuente: Lavanguardia

Sandra Paños está demostrando ser una de las mejores porteras del mundo. Sus inverosímiles paradas y la seguridad que trasmite recuerdan a los grandes porteros de la histórica. Ágil, con grandes reflejos y muy rápida, marcale un gol a Sandra parece casi imposible. Sino que le pregunten a los equipos de la Liga Iberdrola.O al Bayern. Contra las alemanas Sandra firmo un partido excepcional que valió el histórico pase a la final. En la Liga Iberdrola, Paños sólo ha encajado 10 goles en 27 partidos, es decir, tiene un coeficiente de 0,37. Sólo se ha perdido dos partidos, en esos dos encuentros el Barcelona encajó cuatro tantos, casi la mitad de los que ha encajado con la alicantina. Ha dejado su portería a cero en 19 ocaiones de en sus 27 partidos. Números que mejorar incluso los de Jan Oblak. El portero esloveno del Atlético es el zamora de la Primera División y uno de los mejores metas del planta. Oblak ha recibido 23 goles en 35 partidos.

Fuente: AS.com

Esta portera alicantina viene de familia deportista.Su padre, Luis Ernesto Paños, llegó a jugar en Primera División con el Hércules, aunque desarrolló gran parte de su carrera en Segunda. Su madre, Gemma García-Villamil destacó como atleta. Y sus hijos, como no, también salieron deportistas de élite. Javier Paños, el hermano mayor de Sandra (le saca un año) también es futbolista, donde ha llegado a jugar en Segunda con el Elche. Ella está haciendo historia. Sandra es la portera que toda Europa anhela. Incluso el todopoderoso Olympique de Lyon, rival del Barcelona en la final de la Champions femenina. De hecho, en la competición europea sólo ha encajado tres goles y fueron en el primer partido ante el BIIK-Kazygurt. Después ha jugado siete partidos más siempre dejó su portería a cero. Glasgow, LSK y Bayern se quedaron sin marcar en toda la eliminatoria. Es decir, ha encajado un gol cada 240 minutos y lleva 630 sin que le marquen en Champions.  Ya el año pasado ante el Lyon, Sandra a punto estuvo de dejar a las galas sin marcar. Aguantó 176 minutos, pero finalmente Cristane logró meter el balón en la portería. Su actuación hizo que el club francés fuese a por ella, pero Paños quería hacer historia en el Barça. Ya lo ha hecho. Pero el 18 de mayo puede escribir una de las páginas más históricas de la historia del club azulgrana.