La primera fase de la campaña de abonados del Córdoba CF ha finalizado con un total de 7137 socios incluyendo afiliados y empleados del club.

La campaña de abonados de la temporada 2020/2021 cumple con su lema «volveremos a abrazarnos» y alcanza una cifra considerable de socios para la atípica campaña de Segunda División «B». En total, el cuadro cordobés ha cerrado la fase de renovaciones alcanzando los 7.137 socios. Las cifras concretas son las de 6.954 socios. A estos se les suman 183 carnés correspondientes a los jugadores de las diferentes plantillas y a los empleados no deportivos del club.

Cabe destacar que el club ha confirmado que del total de renovaciones se han completado 1547 renovaciones telefónicas, 3214 renovaciones presenciales, 1962 renovaciones online y 231 han sido nuevas altas.

El número de abonados es menor al que acostumbra en otras temporadas a estas alturas. Sin embargo, estas cifras muestran un importante grado de fidelidad por los diversos motivos que castigan a la temporada próxima. Principalmente, el problema que más preocupa a la familia cordobesista es que el club aún no está inscrito en la Federación Española de Fútbol. Esto supone a día de hoy que no está asegurado que el Córdoba CF compita este año en la categoría de bronce del fútbol español. De hecho, ni siquiera la entidad ha ingresado el dinero de los más de 7000 carnets vendidos a los socios pues estos están exentos de abonar el precio hasta que el equipo no esté inscrito oficialmente.

Existen además más factores que generan incertidumbre para esta temporada. El primero es la falta de calendario de competición, que se estima que comience en octubre. Otro de ellos es la limitación del aforo para los partidos en El Arcángel con el fin de cumplir con las medidas sanitarias que se obliguen a cumplir. Precisamente, ni siquiera el club ha podido anunciar oficialmente los fichajes que hasta ahora han firmado, acción que supone el principal gancho para que los cordobesistas se sumen a la campaña de abonados.

Así, con esta temporada totalmente impredecible y una RFEF que no aclara cómo será la Segunda B, la cifra de renovaciones en el Córdoba CF supone un plus de motivación por la fidelidad de la afición blanquiverde.