El español sumó un golpe más que Patrick Cantlay, ganador en Georgia.

Final duro para Jon Rahm (-22) en el ZOZO Championship, torneo en el que ha sido segundo y en el que ha estado muy cerca tanto de la victoria -o al menos del play off de desempate- como de recuperar el número uno del mundo. Pese a ese desenlace adverso, el golfista español puede presumir de haber firmado otra semana más entre los mejores.

Lo que nadie le podrá a negar a Jon Rahm es que ofrece espectáculo cuando llega al domingo con opciones. Este año se está doctorando en esa materia. En esta ocasión se quedó a un solo paso de sacar de la casa club a Patrick Cantlay (-23) -¡lástima de ese putt al 17- para jugar el desempate, pero la dinámica fue la misma de siempre: la mezcla justa de agresividad y cabeza que tantas veces le ha funcionado.

El vasco logró su objetivo de estrechar la clasificación con cuatro birdies por los primeros nueve hoyos a los que se sumó otro en el 11, pero entonces llegaron dos bogeys consecutivos al 12 y 13. Ahí pareció perderse cualquier posibilidad de éxito a la vista de la buena dinámica de Cantlay.

Pero el estadounidense pinchó en el 16, el mismo hoyo en el que Rahm consiguió el birdie que le dejaba a un solo golpe del norteamericano. En los dos últimos hoyos buscó el birdie con determinación, pero éste no llegó. Tuvo dos putts para alcanzar ese acierto que forzar el play off, pero hoy las hadas del golf no estaban de su parte.

Para más inri, un birdie en el 18 ayudaba a Justin Thomas a igualar a Rahm en la segunda plaza y, de esta forma, privar del número uno del mundo al español. Final, por tanto, agrio para el español, que no obstante sale de Sherwood Country Club reforzado por el hecho de haber concretado otra gran semana.

Carlota Ciganda, cuarta en Georgia

Otra de las opciones de victoria española este domingo residía en Georgia (Estados Unidos), donde Carlota Ciganda se había guardado una bala a base de excelente juego en el LPGA Drive On Championship, torneo debutante en el calendario. Al final, y pese a que la navarra no bajó el pistón, no pudo pasar de la cuarta plaza.

Ciganda (-13) optó por atacar bandera desde el primer hoyo, sabedora de que sólo así podría poner en aprietos a la estadounidense Ally McDonald, líder provisional con tres golpes de ventaja. Los birdies, no obstante, se equilibraron con los bogeys hasta el 15, hoyo a partir del cuál enchufó tres pajaritos sin fallo que le han valido un gran resultado.

Ally McDonald (-16) acabó por llevarse el triunfo.

Buena semana también para Adriá Arnaus (-17) en el Italian Open, un torneo clásico del calendario del European Tour que hasta la fecha ha registrado seis triunfos españoles desde 1971. El barcelonés, quinto, se despidió con cuatro rondas bajo par (65+70+67+69) y un puñado de buenas sensaciones.

Este domingo, únicamente un doble bogey al hoyo 5 le ha lastrado en la búsqueda de su primer triunfo en el European Tour, objetivo que compartía con Emilio Cuartero, decimocuarto con -15. La victoria, para el inglés Ross McGowan (-20).