El Córdoba Patrimonio de la Humanidad se lleva los puntos de Sevilla con un golazo desde su campo de Pablo del Moral en el último segundo.

Arrancaba el partido con los dos equipos muy titubeantes, aunque el Betis, dada su papeleta de favorito en este encuentro por su situación en la zona noble de la tabla, precisaba más del esférico. Un buen Córdoba replegado atrás se sentía cómodo a pesar de haberse salvado en más de una ocasión de recibir un gol tempranero. La figura de Prieto se hacía inmensa ante los numerosos intentos de los verdiblancos. Josan González, tenía la directriz bien indicada, si no se puede jugar, balón al portero y a correr la lanzada del mismo. Así iba a llegar la primera ocasión para los califas. Un gran balón al espacio de Prieto que acabaría rematando Shimizu un pelín desviado.

Eric y Chaguinha estaban siendo un auténtico quebradero de cabeza para los defensores visitantes, Juanito Cupim no estaba del todo contento con el rendimiento de su equipo a pesar de haberse podido adelantar de forma más clara que su rival. No obstante, los cordobeses dispondrían de sus mejores minutos coincidiendo con los peores del Betis. Dos malas salidas de balón de los locales, a punto estuvieron de decantar la balanza a punto de llegar al descanso. Aprovechando la cuarta falta por parte de los locales, se pausa el juego por tiempo muerto que pide el Córdoba para seguir con esa presión tan intensa que está desquiciando a los hombres de Juanito Cupim que no consiguen cuadrar ninguna jugada con clarividencia

Cuando parecía que todo iba a seguir sin incidencias hasta el descanso, Bocao iba a tener un mano a mano solo ante Prieto, que aguanta a la perfección el intento de regate del bético, que se veía desubicado en la zona delantera. Con esta gran ocasión finalizaba la primera parte con un empate a cero que querrán romper ambos técnicos.

(FOTO: Real Betis Balompié)

Se inicia la segunda mitad con una gran jugada que inicia el guardameta del Betis lanzando a la peinada de Buendía y finalizándose con una gran llegada desde atrás de Elias, pero Del Moral estuvo lo suficientemente rápido como para no dejar rematar cómodo a su par.

En el 27’ el Real Betis se ve obligado a cambiar a su guardameta tras un encontronazo con un rival en la zona del banquillo local. El brasileño, se mantuvo retirado por un breve período de tiempo, pero pudo reincorporarse para acabar el partido.

Tras la incertidumbre con su guardameta, el Betis pasa una pequeña crisis en el juego mostrado y da alas a un Córdoba que las tiene de todos los colores, pero que seguía sin ver puerta. Lo más cerca que estuvo fue Zequi con un recurso de tacón que se marcha rozando el palo izquierdo de la portería. Al final, tanto se intentó que el fútbol se lo recompensó a David Boyos en el ecuador de la segunda mitad con un golazo con pierna derecha, ante el que nada puede hacer Cidao, que aun así consiguió tocar el cuero antes de que se introdujera en la portería debido a la dureza del golpeo. Con el marcador en ventaja, tocaba relajarse y jugar con el tiempo para los intereses de Josan González.

Pasaban los minutos lentamente y algo no iba bien en el banquillo visitante, que acaba agotando su tiempo muerto para ajustarse defensivamente ante la sangría que iba a empezar el Real Betis en contra de los califas. La primera tras el tiempo muerto, la despejaría en dos tiempos Prieto, tras estar vencido ante un rechace de un compañero, el balón no llega a superar la línea completamente por milímetros. A falta de cinco minutos y con un Betis que no consigue dar con la tecla, Cupim incorpora a Cidao en las acciones de posesión para atacar con un hombre más, aunque de poco vale ante el baño táctico del entrenador visitante. A falta de 3:30 para acabar y con el aun solitario gol de David en el luminoso, ahora sí se incorpora Elías como portero-jugador para intentar buscar el empate. Este cambio fue crucial para generar el espacio suficiente para que Burrito se filtre entre la defensa y tras una genialidad de control consiga batir al fin la meta visitante. A pesar de lograr el tan ansiado empate, seguía la ambición bética manteniendo el portero-jugador, a falta de 20 segundos, Prieto salva de nuevo al Patrimonio de la Humanidad. Cuando todo el mundo firmaba el empate a uno, el Betis disponía del último disparo, un disparo que nunca llegó porque Pablo Del Moral iba a robar el último balón y le iba a pegar desde su casa en el último segundo para que la bocina coincidiera con el esférico rebasando la línea de gol y dándole al Patrimonio de la Humanidad unos puntos importantísimos.

Con esta victoria, el Córdoba consigue sacar la boca del agua y respirar una jornada sin estar en zona de descenso directo.

P.C