El camino hacia la final

15313415699000

fuente: marca.com

Ya se conocen los dos finalistas que disputarán por conseguir la Copa del Mundo de 2018, serán Francia y Croacia. Galos y croatas han dejado atrás a Bélgica e Inglaterra respectivamente y lucharán por alzar el título el 15 de Julio en Luzhniki, sede donde ya se disputó el partido inaugural de este mundial.

Croacia y Francia son los finalistas pero el camino no ha sido fácil para ninguno de los dos equipos. El equipo francés ha sufrido menos y ha solventado sus encuentros por la vía rápida mientras que Croacia ha necesitado tres prórrogas y dos tandas de penaltis para llegar a la final del campeonato.

A lo largo de la competición, Francia ha demostrado ser un equipo muy entero y muy difícil de batir. Comenzó la fase de grupos con algunas dudas aunque superó a sus rivales por calidad y carácter. En la fase final todo cambió y fue capaz de remontar a Argentina, ganar con cierta comodidad a Uruguay y dejar fuera a una de las revelaciones del campeonato, Bélgica.

El equipo de Deschamps ha tenido su base en la defensa y ha contado con la mejor pareja de centrales del Mundial. Además, ha conseguido sacar un muy buen rendimiento de sus laterales que han aportado en ataque mucho al equipo francés. Una de las claves del equipo galo ha sido Kanté, que ha conseguido dar estabilidad a su equipo y además está asumiendo galones para sacar la pelota jugada desde su posición. En el ataque, ha contado con dos genios que han sido muy ayudados por Giroud. El delantero que actualmente milita en el Chelsea ha servido de ancla entre M’Bappé, el mejor futbolista francés hasta el momento, y Giezmann.

Croacia, la sorpresa

Por el otro lado del cuadro, Croacia ha llegado a la final pero no sin sufrir. El equipo croata ha superado los tres enfrentamientos de la fase final  entre la prórroga y los penaltis. La clave para este grupo de jugadores ha sido el cambio de mentalidad. Un cambio de mentalidad que les ha servido para remontar el tanto inicial contra Dinamarca, el que encajaron contra Rusia y el que encajaron en el minuto cinco contra Inglaterra en las semifinales.

El equipo croata ha sabido encontrar en estilo de juego que beneficie la asociación entre Ivan Rakitic y Luka Modric y la de estos con la parte de ataque del equipo. La pareja de centrales Lovren-Vida ha sido una de las mayores revelaciones del campeonato y con la ayuda de Brozovic han conseguido dar el equilibrio que necesitaba Croacia.

Es cierto que Croacia llega con 90 minutos más en las piernas que Francia y que ese cansancio puede repercutir en el desarrollo de la final, pero sin duda alguna, estaos hablando de una final y aquí puede pasar cualquier cosa.

Creado por Fran Díaz (@frandiaz4)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.