Noche inolvidable en Gran Canaria

El Herbalife consigue su primera victoria en Euroliga. El Barcelona suma dos derrotas en dos partidos, lo que lo coloca en una situación crítica.

Siempre se ha dicho que la ilusión y las ganas puede con cualquier cosa. Y hemos vuelto a vivir otro ejemplo de ello. En este caso en la máxima competición continental de baloncesto. Y es que el Herbalife Gran Canaria es uno de los debutantes en esta Euroliga, ya que sus aficionados están viviendo un auténtico sueño durante esta temporada, ya que habían podido estrenarse por Europa, pero nunca antes en la competición más importante.

Y parece no querer despertar de su propio sueño. Les tocó un debut bastante difícil en Turquía, aunque nunca perdieron la cara al encuentro pese a la abultada victoria por parte del Fenerbache. Los comienzos nunca fueron fáciles, pero la ilusión seguía intacta en el equipo amarillo. Y más aún, cuando llegue el debut en casa. ¿Cuántos años llevaría soñando esa afición con vivir in situ un partido de Euroliga?

imagen.aspx.jpeg

Autor: EFE

El Barcelona estaría en frente, que también venía de perder el primer partido. Aspecto que se notó en el primer cuarto, ya que el conjunto azulgrana salió muy enchufado y pasando por encima de los locales, hasta llegar a una diferencia +10. Pero nadie iba a poder fastidiarle la noche al Gran Canaria. La isla entera estaba viviendo una noche histórica y no se iban a rendir. Los de Maldonado le devolvieron el resultado en el segundo cuarto, para ir al descanso con empate en el marcador.

El tercer cuarto fue de dominio blaugrana claramente, que intentaba alejarse en el marcador. Aunque la resistencia canaria era bastante fuerte, que a base de arreones, no querían perder la comba al encuentro. +5 para el Barcelona al fina del tercer cuarto e incluso algo subiría esa diferencia al principio de último período. Pero si algo ha caracterizado al Herbalife es por su capacidad para nunca rendirse y darlo todo hasta el final.

Lucha, esfuerzo, sacrificio… o simplemente heroico. Muchos adjetivos para intentar explicar lo que ocurrió en el Gran Canaria Arena aquella noche. Más de cinco mil espectadores empujaron a los suyos en busca de un sueño: conseguir la primera victoria en Euroliga. Debutaban en dicha competición en casa y nada ni nadie iba a fastidiarle eso por lo que tanto tiempo habían soñado.

imagen.aspx-2.jpeg

Autor: EFE

El mate de Evans fue un punto de inflexión en el encuentro. Uno abajo se colocaba Herbalife y obligaba a Pesic a pedir tiempo muerto. Poco más de dos minutos para el final, y la diferencia había desaparecido. El Barcelona, con muchas dudas y la presión de su primera derrota, se encontró a un huracán en frente que arrasaba con todo lo que se encontraba. Evans seguía cuajando su gran partido y ponía en ventaja al Herbalife por primera vez desde el principio del tercer cuarto. Pero la calidad del conjunto visitante se hizo notar y se pondría nuevamente por delante en el marcador.

Y en esos trece segundos mágicos, el equipo de Maldonado haría soñar a toda su afición. Pidió tiempo muerto para buscar alguna alternativa. Se encontraban a las puertas de hacer historia, otra vez más, en el Herbalife Gran Canaria. Y todo ello junto a esa gran afición que empujaba y apretaba como nunca. Hannah consiguió sacar una falta y anotar los dos tiros libres. +1 para el Gran Canaria y una última posesión para el conjunto catalán. Pero los más de cinco mil canarios que se encontraban en el pabellón apretaron e hicieron un muro infranqueable para los culés que cuentan sus partidos como derrotas.

En el otro bando, el Gran Canaria Arena se convertía en una fiesta porque el baloncesto sigue creciendo (y de qué forma) en la isla. Primera victoria en la historia en Euroliga para el Herbalife Gran Canaria, que vivió una noche histórica y demostró que ha llegado para quedarse.

Creado por Sergio Varo (@srgvaro)

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.