Una despedida muy dura para Godín

Durante la mañana de ayer, siete de mayo, se anunció en acto oficial convocado por el propio Godín, su decisión de abandonar el club rojiblanco a final de temporada.

A esta cita acudieron todos los medios de comunicación, jugadores, compañeros, familiares y amigos íntimos del jugador, para arroparle en una de las decisiones más duras de su vida, y es que como él mismo dice, se siente un aficionado más.

“Soy un hincha más, para mí ha sido una forma de vivir”

Diego Godín

El fin a una relación de 10 años.

Desde que Godín se incorporó a las filas del Atlético de Madrid en agosto de 2010, han pasado muchas cosas y han cambiado muchas otras en el club, gracias en parte a la incansable actitud del uruguayo.

Apenas días después de llegar, consiguió su primer título internacional en la Supercopa de Europa, contra el Inter de Milán, equipo con el que podría decirse que comenzó todo y equipo que ahora acaba con esta relación.

Tras nueve temporadas en las que el jugador ha sido ejemplo de entrega, coraje y corazón, Godín abandona la camiseta rojiblanca habiendo conquistado ocho títulos: tres Supercopa de Europa (2010, 2012 y 2018), una Liga (2014), una Copa del Rey (2013), una Supercopa de España (2014) y dos Ligas de Europa (2012 y 2018).

Un acuerdo que nunca llegó

A finales del año pasado ya teníamos rumores sobre el abandono del jugador del club. El mismo creía que se estaban aprovechando de que no quería irse para no ofrecerle lo que le parecía justo. Cierto es que el club a los jugadores de determinada edad, no les ofrece contratos superiores a una temporada y el jugador uruguayo no estaría de acuerdo en esto.

Godín ficha tres temporadas con el Inter Milán

En parte, abandona el Atlético por el contrato de 3 años que firmará con el Inter de Milán, y porque va a pasar a ser el mejor pagado del nuevo club y el tercero de Italia, solo por detrás de Cristiano Ronaldo y Dybala.

Sea por lo que sea, con la despedida de Godín, el club rojiblanco pierde una de sus piezas clave.