Las estadounidenses quieren revalidar el título de campeonas tras pasar a la final eliminando a Inglaterra en semifinales por 1-2. Enfrente tendrán a Holanda que eliminó a Suecia en la prórroga.

La selección de Estados Unidos buscará su cuarto Mundial femenino tras imponerse a Inglaterra en la primera semifinal del Mundial de Francia 2019. Las norteamericanas pasaron momentos de apuro, como ya les pasó ante España y Francia en octavos y cuartos de final, pero finalmente los tantos de Christen Press y Alex Morgan. Las inglesas consiguieron neutralizar el primer gol de las americanas por medio de Ellen White, y pudieron igualar el encuentro con un tanto anulado por fuera de juego y un lanzamiento de penalti que detuvo Naeher.

A los 10 minutos de comenzar el partido, Estados Unidos hacía su primer gol. Kelly O’Hara ponía un centro al corazón del área para que la delantera Christen Press rematase de cabeza al fondo de la portería de Naeher. Pero las inglesas reaccionaron pronto y en el minuto 19, Ellen White ponía el 1-1 en el marcador tras conectar un buen pase de Mead. En el minuto 30, Alex Morgan establecía el definitivo 1-2 tras cabecear un centro de Lindsey Horan. Pero el resultado podría haber sido otro. Tras el descanso, White volvió a marcar, pero la árbitra anuló el tanto por un fuera de juego previo. La gran oportunidad de las de Phil Neville llegó en el minuto 80 en forma de penalti. La capitana Steph Houghton fue la encargada en tirar la pena máxima, pero Naeher adivinó el disparo y detuvo el balón. En los últimos minutos, las americanas se encargaron de dormir el partido para asegurar su pase a la final.

Foto: Fifa.com

Por su parte, la selección holandesa consiguió el pasado miércoles su pase a la final tras eliminar a Suecia por 1-0 en la prórroga, tras empatar a 0 en los 90 minutos reglamentarios, en un partido espeso e interminable. Jackie Groenen ajustó al palo un derecha en el minuto 99 que les vale para plantarse en la final del próximo domingo. Suecia llevó las riendas de un partido trabajo, con muchas faltas, parones y poca lucidez en las dos áreas, en las que las protagonistas fueron las porteras.

A pesar de ser las vigentes campeonas de Europa, es la segunda vez que participan en un Mundial, en Canadá 2015 cayeron en octavos. La selección holandesa ha crecido mucho en los últimos años, hace unos 10 años ni había liga profesional femenina en Holanda, la mayoría de sus jugadoras juegan en las ligas europeas y de ahí su nivel de competitividad. Nadie apostaba por ellas como finalistas, y lo han conseguido tras eliminar a Suecia, Italia y Japón y además ganar todos los partidos de la fase de grupos.

Foto: Fifa.com

El domingo a partir de las 17:00 horas, Holanda buscará dar la sorpresa ante Estados Unidos en el partido que pondrá el broche final a un gran Mundial.

Creado por: Eli Blasco.