Los equipos cordobeses preparan ya la siguiente temporada. Fichajes, renovaciones y bajas comienzan a oficializarse en una pretemporada un tanto atípica. El Ciudad de Lucena anuncia su primer fichaje y el Córdoba B ya tiene entrenador.

La nueva situación del fútbol ha generado un hecho sin precedentes. Los clubes han comenzado a preparar la temporada 2020-2021 aun cuando, en algunos casos, todavía tienen pendiente disputar encuentros correspondientes a la 2019-2020.

Es el caso por ejemplo del Ciudad de Lucena. Con la vista deportiva puesta en el play-off de ascenso a Segunda B, desde la dirección deportiva lucentina trabajan ya para reforzar la plantilla de cara a la 2020-2021. De esta forma, el club anunciaba ayer jueves a través de sus redes sociales la incorporación de Marcos Pérez. El lateral derecho de 30 años se convierte en el primer refuerzo de los celestes para el próximo curso.

Otro club cordobés que ya está peinando el mercado en busca de refuerzos y configurando su plantilla para la temporada que viene es el Salerm Puente Genil.

El equipo de Diego Caro se quedó a las puertas de las eliminatorias de ascenso y tratará de mejorar para lograr el objetivo la siguiente campaña. Por ello, el club rojinegro ha renovado a toda su columna vertebral y mantiene el bloque de este año. Además, en Puente Genil tienen avanzadas también las salidas de algunos jugadores y se esperan más fichajes que se sumen al ya confirmado de Siles.

Por último, el Córdoba B ya tiene nuevo entrenador, Germán Crespo y ahora los esfuerzos del filial blanquiverde se centran en recomponer una plantilla con los condicionantes que tienen los filiales. Por ello, ya se ha comunicado de manera oficial a varios jugadores que han cumplido su etapa sub 23 que no continuarán el próximo año en el equipo (como es el caso de Vera). Estas bajas y la posibilidad de que algunos de los jóvenes pasen a jugar con el primer equipo durante la temporada obliga a configurar un fondo de armario suficiente para competir en el Grupo X de Tercera División.