Un robo producido en las instalaciones del CD Alcázar durante el Estado de Alarma hace peligrar la inscripción del club para la siguiente temporada.

Se sospecha que el robo se produjo en el mes de marzo, durante el Estado de Alarma. En ese momento, el CD Alcázar cerró sus instalaciones. Una vez ha sido posible volver a las mismas, los miembros del club se encontraron con una desagradable noticia: los ladrones entraron en la sede de Vista Alegre, llevándose consigo un ordenador y un montante que rondaría los 400 euros de dinero en efectivo.

La denuncia del presidente del club, José Gómez se produjo la semana pasada, pero las consecuencias para la entidad ya se han hecho notar. Este robo se suma además a los problemas generados por la crisis del coronavirus y dejan al equipo en una situación muy complicada.

El CD Alcázar es un club formativo compuesto por 12 equipos y una Escuela, por lo que sus ingresos provienen de las cuotas que pagan los jóvenes que juegan en él. Ese dinero ahora ha sido sustraído y de acuerdo a Gómez, el club no tiene dinero “ni para pagar las facturas de la luz y el agua”. Como consecuencia, “posiblemente tengamos que renunciar a la inscripción para el próximo año de nuestro equipo sénior de Primera Andaluza”.

Este episodio puede ser fatal para un club que ha perdido gran parte de sus ingresos derivados de actividades como la barra de Cruces y Patios a causa de la crisis sanitaria. Sin ellos, el CD Alcázar se tambalea puesto que como su propio presidente ha expresado No es que estemos en números rojos, sino en súper rojos”.