La Federación Española de Fútbol hace oficial la inscripción de la Unión Futbolística Cordobesa y la entidad blanquiverde podrá competir en Segunda B.

El magistrado Fernando Caballero dictó varios autos que permiten desbloquear la inscripción de Unión Futbolística Cordobesa en la FEF. Así, la propia Federación Española ha inscrito esta mañana al Córdoba CF en la categoría de bronce del fútbol español como UFC SAD (Unión futbolística Cordobesa SAD). Tras más de 10 meses de incertidumbre y caos dentro del club, se confirma que la resoluciones de la venta de la Unidad Productiva del Córdoba ya es firme. Con ello finaliza la situación más complicada que jamás ha vivido la historia del Córdoba CF desde su fundación en 1954.

En el propio calendario de los partidos de Segunda B emitido por la FEF, el cuadro cordobés aparece sin el famoso asterisco que colocaba al equipo como «pendiente de resolución» ante la tardía inscripción. Cabe destacar que la Real Federación no tendrá la capacidad para recurrir el dictamen del juez Fernando Caballero, por lo que el Córdoba seguro competirá en Segunda B esta temporada. La inscripción, que se alargó demasiado por la destitución del anterior juez Antonio Fuentes Bujalance, ahora es firme e inamovible pese a la polémica levantada.

Desde que Infinity Capital llegó a la dirección del Córdoba el 5 de diciembre la estrategia para que el club siga compitiendo en forma de unidad productiva ha resultado ser exitosa pese a estar rodeada de polémica. Esta operación significa un antes y un después en el fútbol español, ya que la justicia ha dado la razón al Córdoba CF y la Federación inscribe al club en la Segunda División B. Que el Córdoba pueda competir legalmente supone la mejor noticia para una afición blanquiverde muy castigada durante los últimos años y que podrá dejar de centrarse en los despachos para poder disfrutar del fútbol.