El Juzgado de primera instancia 102 en Madrid resuelve el problema judicial y obliga a Jesús León a entregar las acciones a González. 

Carlos González da un paso más en su proyecto de crear un segundo equipo en Córdoba. Tras la resolución del juicio celebrado entre Jesús León y González, el tinerfeño vuelve a ser el máximo accionista del Córdoba CF SAD. Por tanto Azaveco se convierta en el dueño absoluto del club. 

Según adelantaba Diario Córdoba, Azaveco o lo que es igual Carlos González vuelve a ser propietario de 103.420.845 acciones. Lo cual representa el 98,7% del capital social de la entidad, mientras que lo restante sigue perteneciendo a minoritarios. 

La guerra judicial comenzó tras el incumplimiento del pago de 4,5 millones de euros por parte de Jesús León. Operación necesaria para cerrar el proceso de compraventa del club. Tras no haber realizado el último pago, a pesar de llevar desembolsado alrededor de cinco millones. El control del Córdoba volvió a ser de Carlos González, acción que fue discutida por ambos y que finalmente el juzgado ha resuelto. 

Jesús León deberá hacerse cargo de la cantidad de un millón de euros por las costas pertinentes del juicio. Sin embargo, no todos son malas noticias para el cordobés. El juzgado ha resuelto que Aglomerados no está obligado a realizar el pago de los 4,5 millones restantes. Es por ello que González recupera el control pero no obtendrá ningún pago como pretende. Aglomerados recurrirá la sentencia dictada por el juez para recuperar las acciones del Córdoba CF SAD.

Tanto es así, que si tras recurrir a la sentencia las resolución continua igual. González habrá dado un paso más para la creación de un segundo equipo en la ciudad. El empresario parece seguir con el proyecto y pronto se esperan más noticias relacionadas con ello.