La ala-pívot es la tercera jugadora cordobesa que renueva con la entidad.

La ala-pívot cordobesa María Castro formará parte de la plantilla del Milar Córdoba BF en su nueva aventura en la Liga Femenina 2. La jugadora natural de La Carlota es la tercera cordobesa que renueva por el club tras Marta Martínez y Ana Rodríguez.   

María Castro Rodríguez (La Carlota, 13 de marzo del 2000) es una jugadora de 21 años y 1,77 de altura que en la pasada liga promedió 6,3 puntos, 3,4 rebotes y 8 de valoración, además de darle al equipo mucha defensa y velocidad en el juego. Su mejor valoración la consiguió en la pista del EBG Málaga con 24. 

Formada en el club de su localidad, acumuló un amplio palmarés en las categorías de base, pues con las selecciones andaluzas obtuvo un título nacional infantil en 2014 y dos subcampeonatos en minis y cadetes. Con las selecciones cordobesas ganó la corona andaluza mini de la temporada 11-12, además de una plata y dos bronces. También logró un subcampeonato andaluz mini por clubs con La Carlota. En la categoría sénior disputó las seis últimas ediciones de la N1 Nacional, cinco con el Maristas y la anterior con el actual Milar Córdoba.   

María Castro ha querido darnos sus impresiones tras cerrar su renovación en la plantilla del Milar Córdoba BF

–  ¿Por qué ha tomado la decisión de asumir el reto de jugar en la Liga 2 con el Milar Córdoba BF

–  Sabía que era una oportunidad única, ahora o nunca, la de jugar en el equipo de casa, combinando todas las facilidades necesarias para terminar mi último año de carrera y de competir a nivel nacional al mismo tiempo, pues es todo un privilegio, además de una nueva experiencia. La suma de todo esto es lo que me ha llevado a asumir el reto. 

–  ¿Qué puede darle María Castro al equipo en esta nueva categoría? 

–  En el apartado deportivo, destacaría mi gen competitivo y carácter luchador. En el apartado grupal puedo aportar trabajo junto a unión, compromiso y alegría, siempre pensando en sumar para el equipo.

-¿Qué supone para usted debutar en una categoría nacional en el club de su tierra? 

-Es un privilegio y algo excepcional debutar en esta categoría nacional, siendo afortunada al hacerlo en el club de mi tierra. Es un orgullo representar a nuestra provincia por toda España. Todas estas sensaciones se intensifican porque nunca me había planteado jugar en una liga superior, ya que siempre lo vi como algo muy lejano. Hoy es una realidad, de la cual espero aprender, crecer y disfrutar como jugadora y como persona. 

–  ¿A qué puede aspirar el club en su estreno en la Liga 2? 

–  Como jugadora, siempre quieres aspirar a lo máximo posible. Lo ideal es poder competir todos los partidos y ver un equipo con identidad y carácter luchador. Al ser debutantes en la categoría, será importante nuestro trabajo diario para lograr el máximo rendimiento y conseguir de esta forma resultados positivos.