La cartagenera vivirá su primera experiencia en la División de Honor Plata

La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la primera línea Patricia Reyes para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada militará en la División de Honor Plata femenina.

La cartagenera, nacida el 9 de noviembre de 2003, ha estado ligada desde sus comienzos al Maristas de Cartagena, club al que llevó a varios títulos de la Región de Murcia y, por consiguiente, a participar en distintos intersectores del Campeonato de España. También era habitual en los CES de categorías formativas. Con todo, la pasada temporada experimentó un primer salto en su trayectoria al enrolarse en las filas del Cartagena.

Patricia Reyes mide 1,76 y pesa 76 kilos, unas condiciones ideales para actuar en la demarcación de lateral, donde se ha mostrado solvente en las distintas opciones que se le plantean. Además, sabe conectar con la extremo de su sector de la pista”.

Reyes ha aterrizado en la disciplina del Adesal con el objetivo de “quedar primeras de grupo con el fin de optar al ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola”. Además, “veo a mis compañeras con mucho entusiasmo e ilusión para conseguir los retos que se nos pongan por delante”.

Adesal sigue con la confección de su plantilla de cara a la próxima temporada. El club cordobés no puede tener otro objetivo, deberá formar un gran plantel para devolver al equipo a la Primera División femenina. Tras los fichajes de Ciris García y Andrea Garijo, el club se ha visto en la necesidad de reforzar el lateral izquierdo. Para eso se incorpora al club la jugadora Patricia Reyes. Ganará en experiencia y verticalidad que ayudará a ganar partidos.