El Itea cierra su primera vuelta midiéndose al Sanse

El Itea se va a marchar a su particular parón de selecciones por el Mundial tras el partido que mañana afronta a las 12:30 en la Sala de La Fuensanta ante el Sanse. Este encuentro podría definirse como un clásico de la categoría, ya que siempre han frecuentado la parte alta de la clasificación.

De hecho, los dos equipos estuvieron pugnando por la primera plaza del Grupo D de la División de Honor Plata en la temporada 19-20. Entonces la suerte se quedó con el cuadro cordobés y la temporada pasada ambos se quedaron a las puertas de la máxima categoría, puesto que las madrileñas disputaron una fase de ascenso en las que se les cruzó el Sant Quirze.

A día de hoy la coyuntura es distinta. El Sanse está en la zona media de la clasificación, si bien puede presumir de haber asaltado la pista del Bolaños. Sin duda, toda una señal de su potencial. Aun así, está en fase de reconstrucción y lo ha notado a lo largo de lo que va de competición.

Por su parte, el Itea Córdoba está obligado a resurgir de nuevo. El pasado jueves, en el encuentro adelantado en Leganés, se dejó dos puntos que pueden ser fundamentales en su carrera por el ascenso o por seguir con el rango de equipo de segunda categoría la próxima temporada.

Por ello, la plantilla dirigida por Rafael Moreno sabe que el crédito de errores se ha reducido a la mínima expresión y tendrá que hacerlo casi perfecto en la segunda vuelta. Y es que el primer tramo de la Liga para el Itea acaba con este encuentro, ya que la convocatoria de Ciris García con Puerto Rico hará que ya no dispute partidos hasta que abra la segunda vuelta contra el Universidad de Granada. Le quedará entremedias un partido ante el Getasur que se ha pospuesto para el 9 de enero, pero lo cierto es que está obligado a resurgir.