Dos personalidades semejantes que se repelen

Los entrenadores José Mourinho y Antonio Conte han realizado unas polémicas declaraciones en la sala de prensa, en las que se ha evidenciado su mala relación personal
El conflicto verbal entre los técnicos del Manchester United y del Chelsea respectivamente, comenzó en octubre del año 2016. El club londinense venció por un contundente (4-0) a los diablos rojos en un encuentro memorable, ya que hasta ese momento, el Manchester United no perdía por cuatro goles o más en un partido de Premier League desde 1999. En aquella ocasión, su verdugo también fue el Chelsea y el escenario de la derrota era el estadio bluede Stamford Bridge.

Al término del choque, un enfurecido Mourinho increpó los continuos aspavientos y los jaleos que profesaba el técnico italiano a su hinchada mientras los goles del Chelsea iban cayendo uno a uno. El mister portugués alegó en la sala de prensa que el comportamiento de su homólogo le había parecido deshonroso. “Lo del público, lo haces con 1-0, no con 4-0. Es mi opinión. Es una humillación para mí”, indicó el entrenador luso.
           

Autor: sporthiva.com

La disputa volvió a ser de domino público, cuando el pasado cuatro de enero, Mourinho aseveró que el comportamiento histriónico de varios técnicos de la liga inglesa, le parecían poco ortodoxos. “Que no me comporte como un payaso en la línea de banda, no significa que haya perdido mi pasión. Prefiero hacer lo que hago, es mejor para mi equipo y para mí mismo”, comentó el mister portugués. Estas declaraciones hirieron y molestaron a Conte, que al día siguiente contestó manifestando que ese mismo comportamiento agitado, era característico otrora, del ahora técnico de los diablos rojos. “Creo que tienes que verte a ti mismo en el pasado. Él estaba hablando sobre él mismo en el pasado. A veces pienso que si alguien olvida lo que dijo en el pasado o su comportamiento, tiene demencia senil”, argumentó el italiano.

Ante tal improperio, Mourinho no dudó en rememorar el caso de amaño de partidos en el Calcio italiano, que salpicó de lleno a Antonio Conte, al término de la temporada 2011/2012. El portugués aseguró que él, nunca sería acusado por alterar el resultado de un encuentro de fútbol. “No necesito que el entrenador del Chelsea diga que cometí errores en el pasado. Pero de lo que nunca me podrán acusar es de haber de amañado partidos”, indicó el luso.
            
Antonio Conte fue investigado durante el verano del 2012 por la Fiscalía de Cremona por tener conocimiento del amaño de dos partidos de la Segunda División italiana, cuando era técnico del Siena. El ahora ex jugador lombardo, Filippo Carobbio, denunció a Conte ante las autoridades judiciales, y le acusó de ser conciente de un arreglo pactado en el encuentro disputado entre el Siena y el Novara en abril de 2011. La policía italiana desarticuló una red de amaño de partidos dirigida por una banda de Europa del Este de procedencia mayoritariamente húngara. Las autoridades policiales pudieron comprobar que el resultado de 18 encuentros de la Segunda y de la Tercera División italiana fueron acordados.
            
Autor: bollsports
En un primer momento, los agentes policiales registraron el domicilio y requisaron el ordenador personal y el móvil de Conte para buscar pruebas que lo incriminasen en las apuestas ilegales. Posteriormente, una comisión disciplinaria de la Federación italiana de fútbol sancionó al entrenador del Chelsea con diez meses de inhabilitación por el escándalo de amaño de partidos y por pertenencia a una red de apuestas ilegales. El propio Conte y sus abogados, solicitaron una rebaja de siete meses en la condena si pagaban una multa de 200.000 euros. La institución se negó, pero tras un recurso interpuesto por el técnico trasalpino, logró que le condonaran la sanción hasta los cuatro meses de inhabilitación. Después de diez partidos sin sentarse en los banquillos, Conte volvió a dirigir a su entonces club, la Juventus de Turín en la jornada 16 de la campaña 2012/2013,  ante el Palermo.  Al final, el mister italiano fue absuelto de todos los cargos en mayo del 2016, después de presentar todas las alegaciones y las pruebas de su inocencia en los juzgados.
            
El mister del equipo blue recriminó a Mourinho sus declaraciones sobre su imputación por el amaño de partidos. “Nunca he sido suspendido por amañar partidos. “Creo que cuando hay este tipo de comentarios, comentarios que intentan ofender sin saber la verdad, eres una persona pequeña. Puede que fuera una persona pequeña en el pasado, ahora y puede que lo sea en el futuro”, explicó Conte.
            
A pesar de sus continuas desavenencias, Mourinho y Conte son dos entrenadores muy parecidos. Ambos técnicos no son fáciles de tratar. Tienen un gran temperamento y un gran carácter. Presentan una profunda ambición por la victoria y son amados y odiados en su entorno, porque viven el fútbol con una gran pasión.
Los dos entrenadores albergan mucha emotividad y son repudiados por los clubes en los que comenzaron a destacar. Conte es despreciado en Lecce, su ciudad natal, después de celebrar con gran pasión una victoria de la Juventus en un partido intrascendente contra el equipo de su localidad, cuando Conte era técnico del club bianconero. El gesto no hubiera pasado a mayores, si el ex jugador juventino no hubiera reconocido días después, que él, desde niño ya era un fanático de la Juventus.  
            
El caso de Mourinho es muy semejante. Llegó al Barcelona como ayudante y traductor del técnico inglés Bobby Robson. El luso destacó muy pronto, gracias a su buen hacer a la hora de dirigir algunos entrenamientos de la plantilla blaugrana. Ahora el técnico portugués es tratado con desdén en el entorno culé por sus polémicas y controversiales declaraciones en contra de la entidad blaugrana cuando fue mister del Real Madrid, su máximo rival.     
Eduardo Acin (@EduardoAcnGarcs)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.