Robert Kubica será piloto titular con Williams en 2019.

Tras once años de su terrible accidente en Canadá, Kubica volverá a pilotar un monoplaza, concretamente el de Williams, para el próximo año. El polaco, con la ayuda del patrocinio de la compañía petrolera estatal de Polonia PKN Orlen, podrá disfrutar de la máxima categoría del automovilismo. Con este acuerdo, el logotipo de la empresa petrolera aparecerá reflejado en la equipación del equipo y en los coches.

La jefa del equipo, Claire Williams, ha mostrado total confianza en el piloto polaco y ha afirmado que la mezcla de experiencia y juventud les ayudará en el futuro. 
“Tiene un altísimo nivel de determinación. Realmente demuestra el espíritu de lucha de Williams. El hecho de que Robert se incorpore a este nuevo rol será un paso importante para nosotros mientras luchamos para regresar a lo más alto” afirmaba Claire.

El compañero Robert Kubica será el piloto británico George Russell, debutante en F1 el próximo año. El  joven piloto, salvo sorpresa, se proclamará campeón del mundo de F2. Con el fichaje del polaco, se cierra los dos asientos del equipo británico. 

Robert, tras su accidente en Canadá, inició su larga recuperación. Tras varios años, volvió a competir en los Rallies disputando primero el Campeonato Europeo  y después el propio Mundial , donde se proclamó campeón de la categoría WRC2 en 2013. Pero para él no era suficiente y siguió luchando por volver a la F1, paso que ha conseguido tras once años. Con su vuelta, se cumple una historia de superación que formará parte de la historia. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.