La cadena de televisión estatal iraní IRIB canceló la transmisión del partido de fútbol  de la Bundesliga, en el que se enfrentaban Bayern de Múnich y Augsburgo, porque iba a ser arbitrado por una mujer, Bibiana Steinhaus, según informan medios del país.

La meta de Bibiana Steinhaus ha sido arbitrar la liga alemana hasta conseguirlo.En 1995 obtuvo la licencia de arbitraje y cuatro años más tarde se sumó a la Bundesliga Femenina. Más tarde arbitró los equipos masculinos de tercera y segunda división. En 2017 dirigio por primera vez un partido de la Bundesliga disputado por Hertha BSC y  Werder Bremen, aunque en 2007 ya se había convertido en la primera mujer en arbitrar partidos de la segunda división. A nivel internacional también dirigió las finales del Mundial Femenino Japón 2011 y la final de fútbol femenino en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

En Irán es común que no se muestre en televisión ni en productos cinematográficos imágenes de mujeres con ropa ajustada o corta, como ocurre en el caso de Steinhaus con los pantalones deportivos. Las estrictas reglas islámicas que rigen el país hicieron que el partido tuviera que ser suspendido , ya que no habría sido posible cortas las escenas en las que apareciera la árbitra alemana con esta vestimenta.

En ocasiones anteriores, la televisión iraní decidió no mostrar determinados sorteos o ceremonias de apertura de torneos de fútbol importantes debido a estas normas. Los aficionados iraníes responden con enfado ante estas medidas, pero los influyentes religiosos no ceden en su interpretación.

No es la primera vez que se suspende un partido por actos machistas, sin ir más lejos en España ha ocurrido en cantidad de ocasiones.

Marta Galego arbitró el encuentro de  UE Valls contra  Cambrils Unió de Segunda Catalana. Fue en el minuto 23, tras una decisión arbitral, cuando  un espectador le gritó que se fuera «a fregar platos”. El espectador que fue expulsado y se suspendió el partido tres minutos. Otro caso es el de Inmaculada Vinagre quien se encontraba arbitrando un partido disputado en Badajoz entre Higuera y Tentudía, de Primera División Regional, cuando un jugador del equipo Tentudía , le preguntó si no había tenido relaciones sexuales la noche anterior, tras una decisión arbitral.