Con el pitido final ante el partido de octavos de final de Champions, el Real Madrid da por finalizada una temporada que deja bastante que desear. No salían las jugadas, no llegaba el gol, no acompañaba la suerte, una noche que resume un año entero del club.

Si algo puede salir mal, saldrá mal.

Es la Ley de Murphy, y ayer al Madrid le salía mal todo lo que intentaba. En cambio, al Ayax, las cosas le iban más que bien.

Comenzó el partido con una gran ventaja para los blancos, con Ramos en la grada descansando, disfrutando del partido. Pero en cuestión de veinte minutos el Ajax le dio la vuelta al marcador, poniendo al Madrid contra las cuerdas.

Para más inri, Lucas Vázquez abandona el campo lesionado, poco antes de que Carvajal viera una amarilla. Ya finalizando la primera parte, Vinicius es sustituido por Asensio, por lesión en la rodilla.

Cuando crees que no puede ir peor.

Al comenzar la segunda parte, se nota una fuerte esperanza en la remontada, el Madrid parece haber salido renovado del vestuario.

De hecho un gol de Asensio en el minuto 58´ hace saltar de euforia a toda la grada. Pero poco va a durar la alegrÍa, porque tres minutos después llega un gol del rival, que deja al club blanco ya sin nada porque luchar, Bale se echa al suelo lesionado, aunque insiste en jugar.

¿Qué va a pasar ahora?

En cuestión de una semana, el Real Madrid, ha perdido en su propia casa la Copa, la Liga y la Champions. Contra el Barcelona, dejó pasar la copa del Rey, y tres días después aumentó la distancia con el líder de la liga, que deja fuera del campeonato a los madridistas.

Ramos,por otro lado, subestimó al Ajax creyendo que podía dejar solo al equipo, y son estos los que los han mandado a casa.

Fuente: Cope.es

¿Quién tiene la culpa?

Muchos culpan al Florentino, y de hecho se escucharon pitos contra el presidente en el partido. Otros culpan a Solari, por no ser un buen líder y no transmitir sus ideas.

También sobre  los jugadores recaen en muchas ocasiones las culpas.

Quizás en la noche de ayer, la culpa la tuvo un Ajax enérgico, que consiguió marear y cansar a un Madrid que estaba ya muerto.

Tenga quien tenga la culpa, ayer fue una de las noches más duras para los madridistas, quienes no olvidarán nunca las tres seguidas, y los más de mil minutos seguidos como campeón de Europa.

Carvajal definia la temporada como «una mierda» literalmente a pie de pista minutis despues de finalizar el encuentro.

Lo cierto es que los madridistas, aún no se quieren creer que el club que mas alegrías les ha dado en los últimos años, acabe su temporada el cinco de marzo, con unos resultados difíciles de contar.

Creado por Cristina Gómez Palacios

También puedes leer este articulo relacionado con fútbol.