El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía recibió la semana pasada una querella contra Antonio Rodríguez Moyano, por supuesta prevaricación en su actuación referente al Córdoba CF.

Continua la batalla judicial en alrededor del Córdoba CF. En esta ocasión, el proceso judicial que rodea al club blanquiverde es noticia debido a una demanda interpuesta por la supuesta inacción del titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Córdoba, Antonio Rodríguez Moyano. Se trata del magistrado que decretó la intervención judicial del club tras la detención del ex presidente Jesús León. Fue este mismo juez quién, el 9 de noviembre del pasado año decidió poner en libertad a León con cuatro cargos.

La demanda, presentada en Granada, ha sido interpuesta a razón de la supuesta inacción de Rodríguez Moyano en la actuación de la administración concursal y judicial del club y la venta de la Unidad Productiva del Córdoba CF SAD al grupo inversor Infinity por medio de la UFC. En la querella se acusa de inacción al magistrado con Francisco Estepa en los dos procesos (administración concursal y judicial) y a Javier Bernabéu en la actuación de la administración judicial. Fue Rodríguez Moyano quien, tras salida de León, decidió la intervención del club señalando a Estepa y Bernabéu como administradores judiciales del mismo.

Estos movimientos en la gestión del Córdoba CF fueron refrendados en su momento por el juez de lo Mercantil, Antonio Fuentes Bujalance, posteriormente recusado, por lo que no pudo refrendarlo como tampoco ha podido aún su sustituto, Fernando Caballero ya que su nombramiento está pendiente de ser validado por el Consejo General del Poder Judicial, previsiblemente, esta semana.