El Huesca se impuso a domicilio a su vecino, el Real Zaragoza, con un gol en el minuto 95 y se sitúa como tercer clasificado de la liga Smartbank.

La segunda división española rara vez defrauda, suelen ser campeonatos muy largos, igualados y aguerridos en los que si ganas tres partidos seguidos te colocas arriba y si los pierdes saludas al descenso. Este año no está siendo para menos y a falta de 6 jornadas aún no hay nada decidido de cara a la temporada 2021.

Ayer se pudo ver la definición gráfica de lo que significa esta liga en el derbi maño que disputaron Real Zaragoza y S.D. Huesca. Un partido entre dos equipos grandes de la competición que van a luchar hasta el último segundo por conseguir una plaza hacia primera división. Fue una lástima no poder ver el colorido habitual en las gradas y los aledaños de la Romareda, pues le habrían añadido espectacularidad a un encuentro al que de por sí le sobra.

Ambos conjuntos llegaban en buena forma. El Zaragoza comenzaba esta jornada 36 como segundo clasificado, ostentando por tanto una de las plazas que dan acceso directo a la liga Santander. Por su parte el Huesca aparecía en la Romareda como cuarto clasificado, en pleno playoff de ascenso, y a seis puntos de distancia con el Zaragoza.

El Partido no defraudó a nadie. Fueron los azulgranas los que comenzaron teniendo el dominio del juego, sin embargo, era el equipo local el que tenía las mejores ocasiones donde las llegadas de Kagawa y de Luis Suárez no acabaron en gol de milagro. Pero estos encuentros se deciden por detalles y esta vez no ocurriría hasta el final del partido.

 Corría el minuto 95 y el Zaragoza se lanzaba al ataque, Puado se iba al suelo, ante las protestas zaragozanas que pedían falta, y el balón le llegaba al guardameta Álvaro Fernández. Este sacaba rápido para una defensa que enviaba un zapatazo para intentar acercarse a la meta rival y vaya si lo consiguieron. El balón fue magistralmente controlado por Rafa Mir y se internó en el área, pero Cristian Álvarez le negó el gol con una parada que parecía salvadora. Sin embargo, el rechace fue cazado por Javi Galán, que fusiló la portería zaragocista para darle la victoria a la S.D. Huesca.

Tras las derrotas de Cádiz y Almería la S.D. Huesca es la gran vencedora de la Jornada 36, y aunque se mantiene en puestos de playoff, se coloca a solo tres puntos del Zaragoza, como segundo clasificado, y del Cádiz como líder.