La alero cordobesa llega al club procedente del Martos de N1 Nacional  

El Milar Córdoba BF ha cerrado su primer refuerzo en la plantilla de la próxima temporada al asegurarse la presencia de la alero cordobesa Beatriz Bustos, una jugadora de 20 años y 1,81 de altura que ha llegado al club procedente del Martos de la N1 Nacional. Bustos volverá con ello a jugar en el pabellón en el que se formó y creció como jugadora, pues toda su trayectoria en categorías de formación la pasó en el Deza Maristas.   

Con el retorno de Beatriz Bustos a Córdoba, el club que preside Sebastián del Rey empieza a cumplir con uno de los objetivos por los que se creó hace un año: ofrecer la posibilidad de jugar en su provincia a las jugadoras de nivel que se encuentran repartidas por distintos equipos de la geografía nacional. La alero cordobesa promedió en la pasada campaña 8,1 puntos y 5,3 rebotes, destacando sus números de 22 puntos, 12 rebotes y 30 de valoración. Que consiguió en un encuentro que el Martos ganó como local al CB Jaén.  

Beatriz Bustos Ruiz (Córdoba, 3 de mayo del 2001) es una alero que se inició a los 9 años en el mundo del baloncesto en el Deza Maristas. En su palmarés destaca que fue internacional en las categorías sub 14, sub 15 y sub 16, además de estar con las preselecciones nacionales de las categorías sub 12 y sub 13.   

Con las selecciones andaluzas logró el título nacional infantil en 2014 formando parte de una plantilla en la que también se encontraba su actual compañera María Castro y la ex jugadora del club en la pasada temporada Conchi Satorre. Las selecciones andaluzas logró también dos platas y un bronce.   

Con las selecciones cordobesas ganó el oro en los campeonatos minis de las temporadas 11-12 y 12-13, siendo además bronce en infantiles y cadetes. En las competiciones por clubes obtuvo dos platas en los campeonatos andaluces y 8 títulos provinciales con el Maristas.   

En las categorías séniors debutó en la temporada 16-17 con el Deza Maristas en la N1 Nacional. Tras dos años fuera de las canchas, en la pasada campaña retornó a ellas para jugar en el Martos de la N1. Un equipo al que lideró en puntos y rebotes.  

Declaraciones Beatriz Bustos

–  ¿Por qué ha apostado por regresar a Córdoba? 

–  El pasado año retomé el baloncesto jugando en el Martos. Después de dos años de parón por motivos laborales y por iniciar mis estudios de psicología en Jaén, comprobé que competir sigue siendo una parte importante de mi vida. Desde el Milar Córdoba BF me propusieron formar parte de este proyecto en Liga Femenina 2 y voy a probar suerte esta temporada. Ya que puedo compaginar mis estudios y la liga profesional gracias al programa de movilidad Sicue. Me hace una especial ilusión volver a mi casa, a mi pista. Es inevitable sentir añoranza. 

–  ¿Qué espera aportar al equipo en su estreno en una categoría nacional? 

-Cómo he hecho desde que empecé con 9 años a jugar al baloncesto en el Maristas, el objetivo siempre ha sido el mismo, aprender y dar siempre lo mejor de mí. Soy una persona muy exigente conmigo misma y nunca me parece suficiente. Intentaré hacer y aportar todo lo que esté en mi mano. Quiero disfrutar al máximo de esta experiencia. 

–  ¿Qué le diría a las niñas de los equipos para que se animen a ir a verlos jugar? 

El baloncesto, al igual que cualquier otro deporte, aporta tanto al que compite como al espectador. En el caso del baloncesto femenino, y más concretamente en este nuevo proyecto de un equipo cordobés en Liga Femenina 2 después de tantos años. Podemos ser un referente para esas niñas, federadas o no, que se forman en las categorías del deporte base de nuestra provincia.