Inglaterra, Francia, España y Austria pelearán por alzar el trofeo en Lyon

Tras unos emocionantes cuartos de final donde todos los equipos han tenido posibilidades de pasar a la siguiente ronda, Atlético, Arsenal, Olympique de Marsella y Red Bull Salzburgo pelearán por dos puestos en la final de Lyon que les permitan alzarse con la copa.
Rodó la pelota en Lisboa, tras la victoria colchonera por dos a cero en el Wanda Metropolitano, donde el Atlético estaba con un pie en las semifinales y el Sporting de Lisboa seguía con su crisis interna. Algo que no se notó durante el partido, ya que el equipo portugués empezó mordiendo desde el minuto uno, asociándose muy bien y consiguiendo que el Atlético no se sintiera cómodo en el campo. Las ocasiones portuguesas se sucedían, sobre todo a través de saques de esquina, pero Oblak y el gran momento de forma en el que se encuentra desde prácticamente el inicio de la temporada, mantuvieron al Atlético con la ventaja inicial hasta el minuto 28, cuando Fredy Montero recogió un rechace del portero colchonero y lo remato al fondo de las mallas. El Sporting vio la luz con este gol y empezó a apretar, aún más si cabe, a un Atlético que no reaccionaba, y que desaprovechaba las esporádicas ocasiones que creaba, de la mano de los pocos inspirados Griezzmann y Torres, que sustituyó a un Diego Costa lesionado. Sin embargo, gracias a la solvencia defensiva colchonera, y por otro lado, a la mala suerte del Sporting de cara a puerta, el Atlético se colaba en las semifinales de la Europa League.
Mucho mejor lo tenía el Arsenal, que viajaba a Rusia tras un ventajoso 4-1 de la ida, pero no iba a ser tan fácil como pintaba al principio. El CSKA tenía poco que perder y mucho que ganar, y así lo demostró. Durante más de medio partido el equipo ruso se lo creía, y sobre todo tras el gol de Chalov que recogió un rechace de Cech en el área pequeña y lo mandó al fondo de la red. Era el minuto 35 y el CSKA se lanzaba a conseguir la remontada ante el equipo inglés. Tras el descanso, llegó el 2-0 de las botas de Nababkin y las esperanzas rusas en pasar a semifinales eran cada vez más grandes, hasta que Danny Welbeck, en estado de gracia, y tras una buenísima pared con Elneny batió a Akinfeev con un gran tiro colocado. El CSKA, a pesar de quedarse muy tocado, siguió intentándolo con prácticamente todo el equipo arriba, y en una contra, Ramsey empató el partido a dos, clasificando al equipo inglés a semifinales, ronda europea que no llegaban desde la temporada 08-09.
Fuente: Depor.com
El partido más abierto de esta ronda se jugaba en Marsella, con el Olympique y el Red Bull Leipzig como protagonistas. El 1-0 de la ida dejaba el partido abierto, pero desde el minuto dos el partido enloquecía con un gol de Bruma que parecía que dejaba al Leipzig un poco más cerca de las semifinales. Sin embargo, en 7 minutos de infarto el Marsella, con un gol en propia de Ilsanker y otro de Sarr tras varios rechaces, daba la vuelta al marcador y volvía a abrir la eliminatoria. El Marsella, jugando en casa y con posibilidades de pasar a la siguiente ronda, seguía atacando, y en una falta colgada por Payet, Thauvín ponía el marcador tres a uno antes del descanso. Empezaba la segunda parte y Augustin volvía a meter al Leipzig en semifinales tras una gran asistencia de tacón de Naby Keita que colocaba perfectamente para batir a Yohan Pelé. Cinco minutos tardó el Marsella en volver a poner la balanza de su lado con un gol de Payet tras una gran jugada individual que acabó con un tiro a la escuadra alemana. El Leipzig necesitaba un gol y se volcó arriba, incluso con Gulacsi, que subió a rematar un saque de esquina muy mal botado por el equipo alemán, que sirvió para que Sakai finiquitase el partido colocando el 4-2 a puerta vacía y dejando al Marsella en la semifinal de la Europa League.
La sorpresa llego en Austria, donde la Lazio llegaba con un 4-2 a favor que le situaba como favorita frente al Red Bull Salzburgo, y sobre todo después de una insulsa primera parte con muy poco ritmo y muy pocas ocasiones, teniendo únicamente Hwang un gran mano a mano que erró frente al portero romano. Acabó la primera parte y los jugadores del Pippo Inzaghi tenían claro que debían esperar y finiquitar el partido a la contra. Comenzó bien la segunda parte para los romanos, que se ponían por delante tras un gran pase entre líneas de Luis Alberto que Ciro Immobile no fallaba. Un minuto tardaba en responder el equipo austriaco, que tras un inoportuno rebote en un defensa del equipo italiano, el tiro de Dabbur ponía el empate en el marcador. Llegaron los cinco minutos fantásticos del Red Bull Salzburgo, y tras un disparo desde fuera del área de Haidara, otro desde dentro del área de Hwang y un cabezazo de Lainer tras una prolongación después de un saque de esquina, el equipo austriaco se ponía con un 4-1 en el marcador. La defensa romana había hecho aguas durante mucho rato de la segunda parte y lo habían pagado caro, y aunque Inzaghi lo intentó sacando todo el arsenal posible arriba, el Red Bull Salzburgo consiguió llegar a las semifinales tras una gran remontada.
Fuente: Redbullsalzburg.at

Creado por Víctor Gracia (@VGracia21)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.