ADN Champions en el Allianz Arena

El Real Madrid logró derrotar al Bayern de Múnich, rompiendo el invicto del conjunto alemán esta temporada en el Allianz Arena. El equipo de Zidane deberá defender el mismo resultado obtenido la pasada temporada, en la que la eliminatoria se solventó en la prórroga.
Imagen vía: @realmadrid
El entrenador francés sorprendió con su once inicial dejando fuera a Gareth Bale (no tan sorpresa últimamente) y a Karim Benzema. Lucas Vázquez fue el elegido. 

Once del Real Madrid, vía: Twitter oficial del club
Por su parte, Jupp Heynckess, que tenía las bajas de Neuer, Alaba, Vidal, y Coman, salió con todo lo que tenía en la parte ofensiva.  

Once del Bayern, vía: Twitter oficial del club
El Bayern de Múnich mostró una cara diferente respecto a la eliminatoria frente al Sevilla. Fue superior la mayor parte del encuentro. Tuvo el dominio del balón  y generó más oportunidades de gol que el Real Madrid. Sin embargo, el conjunto alemán no supo facturar dichas ocasiones y, en consecuencia, lo pagó con un mal resultado en casa.  

Kimmich, a pase de James, aprovechó una autopista en su banda para poner el 1 – 0 en el marcador en el minuto 28. El conjunto blanco no parecía encontrar la forma de generar ocasiones claras para poner el empate, aunque no fue necesario para que esto sucediera. Un centro por parte de Carvajal parecía perderse cuando encontró rematador en la frontal del área. Ahí estaba Marcelo para igualar el encuentro en el minuto 44. 

Celebración de Kimmich. Imagen vía: @FCBayernES

En la segunda mitad, un error de Rafinha propició el contragolpe en el que Marco Asensio pondría el 1 – 2 definitivo. Esto resume a la perfección al Real Madrid, al menos en Champions. Con media ocasión y un contragolpe por un fallo en la entrega del rival, logra hacer dos goles. El Bayern se avalanchó en busca del segundo tanto, pero los de Zidane cerraron filas y mantuvieron el resultado, a lo que también contribuyó la falta de puntería local.

Celebración de Marco Asensio. Imagen vía: @realmadrid
Las lesiones impidieron que ambos equipos estuviesen en plenitud en uno de los mejores enfrentamientos que se puedan producir actualmente entre clubes europeos. Cinco de las seis sustituciones fueron por problemas físicos. Robben, Boateng, y Javi Martínez se sumaron a la amplia lista de lesionados del conjunto bávaro. Por parte del Real Madrid, Isco tuvo que ser sustituido tras el descanso por un golpe en el hombro y Carvajal será baja durante 2-3 semanas.

El Allianz Arena, en definitiva, ha sido testigo del famoso ADN Champions que posee el Real Madrid. Sin ser superiores y sin generar ocasiones en demasía, han obtenido la victoria donde ningún equipo la había logrado esta temporada. Ahora bien, será en el Santiago Bernabéu donde se decidirá al primer finalista… ¿Se repetirá lo acontecido la pasada temporada?

Miguel Salguero Guerra


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.