En Dortmund los regalos se han anticipado a la Navidad. El fútbol ha devuelto la ilusión a la metrópoli más pasional de Renania del Norte-Westfalia y los “borussers” son líderes de la Bundesliga gracias a la extraordinaria efectividad de Paco Alcácer. El delantero español está siendo el gran artífice de un equipo que desea acabar con el dominio de sus vecinos bávaros en los últimos seis años. En el Signal Iduna Park han encontrado una mina de oro con la explotación de un jugador diferencial en el área.

Alcácer jamás se imaginó que su carrera reluciera en un país con una excelsa tradición futbolística tras su abrupta salida de Barcelona. En pocos meses se ha revalorizado en un club que está viviendo una época de ensueño tanto en lo deportivo como en lo económico. Finalmente ha visto la luz después de una espinosa travesía en la entidad catalana por su persistente sequía goleadora. Su idilio con el gol este curso parece no tener fin. En la actualidad colidera la lista de realizadores de máximos artilleros junto con Luka Jovic, la nueva perla serbia del Eintracht de Fráncfort. Sus promedios resultan aún más impactantes si se pone en perspectiva su rol en una plantilla con más actores de reparto. Sus doce dianas, muchas de ellas decisivas, se han producido en tan solo 468 minutos. Es decir, marca un tanto cada 39 minutos. Unos números asombrosos. Lucien Favre, el técnico suizo que está abrillantando la carrocería del Borussia, le mima y le da sobradas muestras de confianza. Paradójicamente no es titular. Su cuota de protagonismo se traduce entre 30 y 60 minutos por partido. Los riesgos a una lesión son realmente altos. Ya han saltado las armas con su último percance muscular. Afortunadamente el parón navideño le ha concedido un respiro para poder regresar en las mejores condiciones a un escenario competitivo y con una exigencia brutal durante los próximos meses.

Fuente: Be Soccer

El valenciano ha vuelto a sentir agradables sensaciones como futbolista. Michael Zorc, el arquitecto de la revolución amarilla, le ha alumbrado en un camino que tuvo tramos tenebrosos. En un abrir y cerrar de ojos, ejecutó la opción de compra de 23 millones de euros que estipulaba su contrato de cesión. Sus espectaculares registros han tenido su recompensa. La afición corea con orgullo su nombre y ya nadie echa de menos a sus últimos héroes: Pierre Emerick Aubameyang y Ousmane Dembélé. Con confianza y minutos está ofreciendo su mejor versión. “Estoy muy feliz en el Dortmund. Ha sido una decisión correcta para mí”. Estas fueron sus palabras tras conocer que la institución teutona sellaba un compromiso de cuatro años de duración. Era un desafío nuevo y arriesgado, pero le ha salido de cara. No solo se ha reencontrado con el gol sino que ha ampliado sus anteriores cifras. Antes casi monopolizaba sus dotes ofensivas con desmarques al primer palo y disparos a bocajarro, y ahora ha ensanchado su repertorio con cañonazos desde la frontal y remates estéticos de vaselina.

                                                                                Fuente: ESPN.com

La Südtribüne ha convertido a Alcácer en el mejor guía para destronar al Bayern. Con la complicidad de Marco Reus y Jadon Sancho están dirigiendo un barco cuyo destino podría tener un destino feliz. Para ello deberán mantener el excelente nivel que han ofrecido hasta la fecha gracias a su juego coral dinámico y con efectos letales. El 18 de enero se reanuda la Bundesliga. El BVB está muy cerca de alcanzar el cielo. Y la plantilla tiene a un ángel con apellido español que podría entonar el melodioso himno que acompaña al victorioso que en la industrializada ciudad del Ruhr ansían escuchar desde la salida de Jürgen Klopp.

Creado por Maikel Tapia (@tapia_maikel)